24 de Septiembre de 2018

Opinión

Protección civil, la falsedad

En el año 1988, siendo gobernador del Estado Miguel Borge Martín y Secretario de Gobierno Jorge Arturo Contreras Castillo, Arturo Villanueva Madrid había iniciado...

Compartir en Facebook Protección civil, la falsedadCompartir en Twiiter Protección civil, la falsedad

En el año 1988, siendo gobernador del Estado Miguel Borge Martín y Secretario de Gobierno Jorge Arturo Contreras Castillo, Arturo Villanueva Madrid había iniciado el  encargo de integrar el Sistema Estatal de Protección Civil, mismo que estaba en la mera intención, ya que la entrega de un expediente con cinco cuartillas era el producto inicial.

El que refiere, toma la responsabilidad y carente de recursos acude a diferentes instancias estatales y federales en búsqueda de ayuda, misma que otorga la Secretaría de Marina (SEMAR) y dispone de los pilotos destacados en el Aeropuerto Internacional de Chetumal para elaborar un mapa básico de Protección Civil con estrategias de evacuación, rutas, albergues, refugios, servicios de atención médica, reinstalación de energía eléctrica, agua potable y abastecimiento de alimentos y combustibles antes y después de los fenómenos hidro meteorológicos y el combate a los incendios forestales o en centros rurales o urbanos de población.

Esto, a manera de integración fue el inicio de un proceso largo, en el que había que rendir informes a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) de los avances y logros en la organización que al transcurrir de 38 años, debiera estar perfectamente organizada, dadas las circunstancias de riesgo que afronta Quintana Roo en el Caribe mexicano.

Resulta que hoy, según los comentarios del Presidente del primer periodo de sesión ordinaria de la XV Legislatura, Jesús Zetina Tejero, los atlas de riesgo Estatal y Municipales se encuentran con serios problemas de actualización y consecuentemente sin el objetivo primordial de prever daños a la propiedad y la vida de los habitantes quintanarroenses.

Supuestamente, teníamos la idea de que el Sistema Estatal y los Municipales de Protección Civil; al Mando del Mayor Nemesio Medina Robledo estaban debidamente organizados e integrados hasta el ejercicio de Luis Carlos Rodríguez Hoy que al parecer carecieron de recursos o capacidad para mantener actualizada la protección en caso de fenómenos naturales e incendios; aunque en su momento fui informado, mediante una colaboración de un geólogo sobre el riesgo latente que corría el sur de Quintana Roo.; según su criterio, la parte baja de Chetumal y la Ribera del Río Hondo, sufrieron en época remota asentamientos o desplazamientos tectónicos cuyo desprendimiento dio origen a lo que hoy observamos con muchas probabilidades, ya que lo referido estaría formando parte de la cadena de cerros en una planicie, que abarca parte de Yucatán desde Ticul hasta la zona de bajada en la Garcita.

En el gobierno actual tienen la obligación ineludible de recuperar o elaborar los atlas de riesgo Estatal de Protección Civil, porque nos encontramos en una zona amenazada en cada temporada por huracanes que ya han causado daños imborrables, con la pérdida de vidas humanas como ocurrió en septiembre de 1955 con el huracán Janet que destruyó gran parte de Chetumal.

Los fenómenos hidro meteorológicos sucedidos durante el periodo gubernamental de Joaquín Ernesto Hendricks Díaz y Félix Arturo González Canto, en que no se registraron pérdida de vidas, fueron afortunados, y la recuperación rápida en limpieza, organización y reconstrucción sucedió por la cultura ciudadana promovida vía información pública y difusión en los medios de comunicación públicos y privados.

Sin embargo, debemos promover y seguir participando en unión de pueblo y gobierno para darnos la oportunidad de proteger nuestro patrimonio y la vida, principalmente de los habitantes del Estado de Quintaba Roo. Y…Al tiempo.
   

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios