14 de Diciembre de 2017

Opinión

Protestas y te vas

El 1 de diciembre, en sesión de Congreso general en San Lázaro, Enrique Peña Nieto protestará el cargo de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Compartir en Facebook Protestas y te vasCompartir en Twiiter Protestas y te vas

Tropiezan, sin rubor, con la misma piedra. Florestán

Así cabeceó ayer MILENIO Diario su nota principal sobre el acuerdo de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados para la ceremonia en la que el 1 de diciembre, en sesión de Congreso general en San Lázaro, Enrique Peña Nieto protestará el cargo de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

En otros tiempos, ese acuerdo hubiera parecido innecesario. Hoy, tras la traumática toma de protesta a Felipe Calderón hace seis años, se convierte en un logro político y nota principal.

Y es que a eso hemos llegado en México, a que la normalidad democrática sea la anormalidad.

En noviembre de 2006, la situación política ardía tras el conflicto poselectoral disparado por Andrés Manuel López Obrador, retratado por el plantón Zócalo-Reforma. Para estas fechas, los suyos se preparaban en la Cámara de Diputados para impedir a como diera lugar la toma de posesión de Felipe Calderón.

La apuesta era a crear una crisis constitucional, al no presentarse el presidente electo ante el Congreso a protestar el cargo. Para aquellas fechas, desde el 20 de noviembre, López Obrador se había proclamado presidente legítimo de México.

Ya para el día 28, los suyos se habían apoderado del control del salón de sesiones de San Lázaro, cuyos accesos cerrarían con cadenas y candados, y tomado la tribuna que atrincheraron con curules y que luego recuperarían los panistas.

La mañana del 1 de diciembre la duda era si Calderón protestaría o no el cargo de Presidente de la República, lo que hizo sorprendiendo a todos al llegar por una puerta del salón Trasbanderas, y se fue.

Ahora, seis años después, el panorama es diferente, pero no mucho cuando se presenta como logro lo que debería ser normalidad constitucional: la protesta del Presidente de la República.

Sin embargo, no son necesarios muchos legisladores, a veces con uno solo se ha trastocado una sesión de Congreso General, y ahora Peña Nieto, como le han advertido los legisladores de López Obrador, no tendrá un día de campo.

Ya lo veremos en ocho días.

RETALES

1. EXCESO. Es un exceso que cada senador reciba un cuarto de millón de pesos para comprarse un coche nuevo. Con lo que ganan, ¿por qué se los tenemos que pagar? Es una vergüenza. Y todos, sin excepción, los 128 aceptaron;

2. ADIÓS. Mario di Costanzo, uno de los más leales y combativos lopezobradoristas, ha dejado de serlo. Se dice traicionado por AMLO. Ya ha hablado con Luis Videgaray, al que conoció en la Comisión de Hacienda de San Lázaro; y

3. DIAGNÓSTICO. Tras la trombosis cerebral que sufrió en el vuelo París-México y la operación en el Hospital Militar, Bruno Ferrari convalece animado y recupera el movimiento perdido.

Nos vemos el martes, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios