21 de Septiembre de 2018

Opinión

Pueblos con Encanto en Quintana Roo, ¿qué esperar?

Después de que fueran anunciados a nivel federal los destinos de Quintana Roo que fueron seleccionados para formar parte del Programa Pueblos Mágicos...

Compartir en Facebook Pueblos con Encanto en Quintana Roo, ¿qué esperar?Compartir en Twiiter Pueblos con Encanto en Quintana Roo, ¿qué esperar?

Después de que fueran anunciados a nivel federal los destinos de Quintana Roo que fueron seleccionados para formar parte del Programa Pueblos Mágicos (y que son Tulum e Isla Mujeres, aunque también aplicaron sin éxito Holbox y Felipe Carrillo Puerto), la Secretaría de Turismo de Quintana Roo dio a conocer los lineamientos para el desarrollo de un nuevo  programa a nivel estatal denominado “Pueblos con Encanto”.

La idea no es nueva; hace unos años, en España, se lanzó un programa bajo la Marca País para reconocer aquellas localidades con potencial turístico que necesitaban un impulso en la mejora urbana y la promoción; incluso en nuestro país, el Estado de México tiene también un programa con el mismo título, y con objetivos similares.

En nuestro estado, los lineamientos para participar en este Programa se dieron a conocer en noviembre de este año; de acuerdo con la información publicada en la página web de Sedetur, “El Programa Pueblos con Encanto se considera una estrategia para el desarrollo turístico, orientada a estructurar una oferta turística complementaria y diversificada hacia el interior del estado, basada fundamentalmente en los atributos históricos y culturales de localidades singulares”; hace solo unos días, fue anunciado como primer Pueblos con Encanto en el estado la localidad de Puerto Morelos, que por cierto, es el onceavo municipio de nuestra entidad. 

Más allá de las razones para la creación del Programa, la forma en cómo serán promovidos los Pueblos, el impulso y financiamiento que recibirán estos destinos y la creación de una nueva submarca para el Caribe Mexicano, es necesario explorar las oportunidades que se abren para estas localidades que aunque han recibido cierto apoyo de Sedetur y los Fideicomisos de Promoción, han sido históricamente dejados en segundo plano, dada la importancia de destinos más consolidados, desarrollados y con mayor proyección.

Una de las oportunidades más importantes para estos Pueblos es la necesidad de que integren un Comité Pueblo con Encanto (CPE), presidido por el Gobernador del Estado, con una Secretaría Técnica representada por la Secretaria de Turismo Estatal, y con representación de los sectores más importantes del destino; es decir, es necesario integrar un grupo que se encargue de gestionar el destino, impulsar su desarrollo y promover los atractivos de la zona.

¿Qué necesitan hacer estos Pueblos para poder realmente aprovechar esta oportunidad? Hay mucho trabajo por hacer, desde tener un buen diagnóstico de necesidades, un inventario de atractivos jerarquizado y georreferenciado, contar con un  concepto rector para su posicionamiento, promover capacitación para la mejora en la calidad de sus servicios y la sustentabilidad, tener una estrategia de promoción y, sobre todo, organizarse y ponerse de acuerdo en sus prioridades.

Y ahí, en este último paso, es donde recae el éxito o fracaso futuro de este Programa; es importante, además de la integración del Comité (que por cierto, cambiará de Presidente y Secretario Técnico con el cambio de administración en 2016), generar un proceso de involucramiento de los actores principales del destino, desde empresarios, líderes de opinión, comunidades rurales, organizaciones de la sociedad civil y habitantes de la localidad.

La tarea no es fácil; en mi experiencia de varios años trabajando estos procesos de integración de Organismos Gestores de Destino, es necesario, desde un inicio, llevar a cabo un proceso de acompañamiento para la conformación de estos grupos, y empoderarlos para evitar que, con cambios de administración y de liderazgos institucionales, el Programa se venga abajo.

Desde mi punto de vista, la Secretaría de Turismo y demás entidades de la administración estatal, más allá en pensar en generar inversiones en mejora de la imagen, promoción y publicidad, debería invertir lo que resta de la administración en  lograr que a través de un organismo formal, los Comités de Pueblos con Encanto se consoliden, tengan un plan a largo plazo, un diagnóstico acertado, y un inventario de oportunidades de financiamiento que les permita actuar a futuro.

Y no digo que la señalética, los brochures, las páginas web o apps, o la promoción en ferias no sea importante, pero si iniciamos con esto, antes de tener una maquinaria que gestione adecuadamente el destino, corremos el riesgo de que este esfuerzo no trascienda las siguientes administraciones.

Ojala los nuevos integrantes de los Comités Pueblo con Encanto comprendan que el éxito de este programa no se basa en la promoción, sino en la organización de sus propias estructuras.

Esperemos que así sea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios