12 de Diciembre de 2017

Opinión

¡Qué bonito es Yucatán!

Es responsabilidad de los yucatecos conservar el estado de paz y tranquilidad al que estamos acostumbrados, el que nos merecemos, pero debemos trabajar en conjunto con las autoridades para conservar este nivel de vida.

Compartir en Facebook ¡Qué bonito es Yucatán!Compartir en Twiiter ¡Qué bonito es Yucatán!

A todos aquellos que hemos nacido y crecido en Yucatán y nos hemos tomado el tiempo para recorrer sus calles, sus playas, sus pueblos, sus cenotes, su gastronomía, estoy segura que no nos ha dejado de sorprender su belleza. Recordar el mar, su arena, su delicioso pescado frito y la gran variedad de comida que podemos encontrar a unos cuantos minutos de Mérida cautiva a cualquiera que tenga un poco que sensibilidad.

La calidez de las personas al llegar a los pueblos, la generosidad y hospitalidad es algo que caracteriza a los yucatecos…. No me atrevo a comparar a los yucatecos y/o a Yucatán con ningún otro estado, simplemente porque no es necesario, hay que respetar y aceptar las maravillosas diferencias.  

Hoy día escuchamos noticias que en años anteriores no concebíamos en nuestra tierra, como asaltos a mano armada, robos a casa habitación, secuestros, violaciones, crímenes y más crímenes y eso me entristece y me hace pensar realmente qué estoy haciendo para evitar que siga aumentando el índice de criminalidad en el Estado.

Actualmente los diversos gobiernos han lanzado iniciativas para que juntos como sociedad podamos unir esfuerzos y hacer lo que desde nuestra trinchera podamos, pero ¿realmente tenemos el interés de participar o queremos que la autoridad resuelva lo que directamente a nosotros como ciudadanos nos corresponde? Es responsabilidad de los yucatecos conservar el estado de paz y tranquilidad al que estamos acostumbrados, el que nos merecemos,  pero debemos trabajar en conjunto con las autoridades para conservar este nivel de vida.

Caminar por las noches en las playas sintiendo la brisa del mar o en las calles del centro de Mérida en una atmósfera de tranquilidad mientras cruzas un semáforo es una dicha indescriptible y que valoras cuando estás en otras ciudades que no tienen este privilegio.

Caminar rápido, rogar subirse a un taxi seguro, no tener la confianza de preguntarle a cualquiera sin temor a que te asalte es algo que hoy no tenemos en nuestra tierra. Tú, desde donde estás, ¿qué vas a hacer? Estés donde estés puedes aportar más de lo que te imaginas,  no dejes que otros tomen partido o tomen las decisiones que a ti te corresponden, apoya, desde tu casa con tu familia, tu calle con tu vecino, tu escuela con tus compañeros y maestros, no dejes que Yucatán cambie para mal… Sólo nosotros podemos evitarlo. Entonces, ¿qué vas a hacer?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios