15 de Noviembre de 2018

Opinión

¿Qué cosa sucede con el apagón del Super Bowl?

Lo más seguro que el apagón estuvo relacionado con el pésimo show de Beyoncé.

Compartir en Facebook ¿Qué cosa sucede con el apagón del Super Bowl?Compartir en Twiiter ¿Qué cosa sucede con el apagón del Super Bowl?

El apagón en el Superbowl tiene varias lecturas. Los sospechosistas dirán, con el resentimiento social de rigor, que fue una cortina de humo para tapar las vacaciones frustradas de Peña Nieto en Punta Mita que, tristemente, tuvo que verse en la penosa necesidad de cancelar ante la bola de insensibles a que el bronceado natural del Preciso se reforzara a través del justo proceso en un rinconcito donde hacen su nido las olas del mar. Lo bueno fue que para acallar a los neuras, don Quique regresó para dar una visita sorpresa a la torre de Pemex, supongo que para asegurarse que Robero Dechamps estuviera trabajando en el rescate y no en la padroterapia intensiva como acostumbra.

Claro que aunque en estos días la especulación está considerada pecado mortal (el deporte nacional sometido a la censura y a la persecución, la única salida de emergencia ante la falta de información gubernamental, no se vale), tampoco hubiera sido malo imaginar que Peña retornara para decirles a sus compinches del Partido Verde que en medio de las resoluciones dudosas de la Tremenda Corte, en la batalla por la contabilidad de fantasía del IFE y ante la ola de matazones en el eruveliano Edomex, solo a ellos se les ocurre enarbolar el registro obligatorio de mascotas. O sea, a menos que se refieran al Nini Verde, no entiendo. Sobre todo porque en el encendido debate sobre las corridas de toros los ecolocos brillaron por su ausencia.

Sí, que alguien diga a los choznos del Viejo verde que no es que calladitos se vean más bonitos, sino que nos gustan cuando callan porque están como ausentes.

Cuando la gente buscaba una explicación sobre qué cosa sucedía en el apagón yo esperaba que en cualquier momento iba a salir Javier Lozano y los magistrados a echarle la culpa a los del SME en dos sentidos: por sabotear al Mercedes Benz Superdome o porque Martín Esparza no hubiera ido en friega a poner un diablito.

Lo más seguro que el apagón estuvo relacionado con el pésimo show de Beyoncé.

Y dijo el Cuervo triunfante según Poe, mientras los 49ers decían “siempre nos quedará Punta Mita”:

Entonces, este pájaro de ébano / cambió mis tristes fantasías en una sonrisa / con el grave y severo decoro / del aspecto de que se revestía.

www.twitter.com/jairocalixto
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios