15 de Diciembre de 2017

Opinión

¿Qué Mérida queremos tener?

Vivimos en una ciudad en la que cada día tenemos más zonas pobres, mal comunicadas y sin infraestructura y desarrollo.

Compartir en Facebook ¿Qué Mérida queremos tener?Compartir en Twiiter ¿Qué Mérida queremos tener?

Nuestra ciudad está sufriendo severos cambios en el umbral del millón de habitantes, cambios que han modificado severamente a la Mérida que seducía a propios y extraños, y que se han realizado sin considerar las ideas de vanguardia generadas en el mundo en materia de desarrollo urbano; ante esta situación la pregunta es: ¿cómo revertimos estos procesos de deterioro que hoy rigen los cambios de nuestra ciudad, para construir entre todos una mejor Mérida? Así, con la participación de todos.

Vivimos en una ciudad en la que cada día tenemos más zonas pobres, mal comunicadas y sin infraestructura y desarrollo, una Mérida en la que estamos rodeados de una expansión ilimitada de suburbios y fraccionamientos, alejados de los servicios y de las fuentes de empleo, una Mérida que en ciertas áreas se aproxima al colapso vial, con un encarecimiento del transporte urbano y sin cambios, una Mérida que padece preocupante deterioro y abandono de las colonias antiguas, que le daban identidad, especialmente en su área central, su Centro Histórico, condiciones todas ellas que inciden en la seguridad y en una disminución de la convivencia, sustituida muchas veces por agresividad, en un medio ambiente degradado.

La Mérida que añoramos es aquélla que nos proveía de la mayoría de los servicios a distancias caminables, sin tener que depender del automóvil, aquélla en la que había un tráfico vehicular moderado, en la que muchos iban a la escuela en bicicleta o caminando y otros muchos en autobuses escolares, aquélla en la que la diversidad social convivía en sus calles, sus parques, sus mercados, en un ambiente caracterizado por la amabilidad y la cordialidad, una ciudad en contacto con la naturaleza.

Hoy día las ciudades líderes se caracterizan por la calidad de sus espacios públicos, porque le dan prioridad a la formación de ciudadanos amigables, son ciudades compactas que se han preocupado por la renovación y aprovechamiento de la ciudad antigua, en un entorno de mejoramiento ambiental, con sistemas de transporte público de calidad para todos, disminuyendo el uso del automóvil, donde ciclistas y peatones tienen espacios adecuados. Mérida puede ser así si todos lo acordamos y la construimos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios