26 de Septiembre de 2018

Opinión

Que no vengan con el cuento de que Cordero tiene la culpa

Cortar la cabeza de Ernesto Cordero fue, sin duda, un abuso de poder de Gustavo Madero, lo malo es que, en política, con el garrote que midas... luego que no culpen al lobo... ¿o al Cordero?

Compartir en Facebook Que no vengan con el cuento de que Cordero tiene la culpaCompartir en Twiiter Que no vengan con el cuento de que Cordero tiene la culpa

Lo más chocante de la actual crisis de los liderazgos panistas es ver el desprecio con que se escupe el epíteto “calderonistas” a un grupo de senadores que, de manera institucional, con el rostro descubierto y lenguaje moderado, han pedido una moción por la prontitud y diligencia con que el presidente Gustavo Madero (con la delectación del presidente Jesús Zambrano) acuerda con el presidente Enrique Peña Nieto.

El bloque de senadores panistas que no le sonríen a las primeras de cambio al Pacto por México y, sobre todo, a la forma en que Madero ha enganchado al partido a esa locomotora, no ha hecho sino cuestionar una forma de hacer política desde el poder. Y comenzar a moverse en consecuencia.

Por más que se desgarren las vestiduras los pactistas, las plumas peñanietistas, la prensa anticalderonista y la gerontocracia perredista, Ernesto Cordero, Javier Lozano, Roberto Gil, Luisa María Calderón et al no han hecho más que un poco de (tímida, diría yo) oposición doméstica.

Madero sabe que al menos 25, sino es que 28 de los 38 senadores del PAN respaldan a Cordero como coordinador. Sabe que más que una oposición, el anticorderismo en el Senado (Corral, Ruffo, Torres Peimbert, Hermosillo…) parece y huele a quinta columna.

Asimismo, las encuestas de Madero deben señalarle que ni el militante ni el potencial elector del 7 de julio apuntalan la decisión de darle una patada y quitarle la coordinación a Cordero.

Tiene la facultad para removerlo hoy, mañana o pasado, sí. Pero será un desplante de autoridad. Un arrebato de poder. Que no venga entonces con el cuento de que Cordero y los calderonistas tienen la culpa de este puñetazo.

Culpa, ¿de qué?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios