24 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Quién para las reformas?

Otro de los todopoderosos caciques sindicales, el senador Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero (STPRM), ha puesto sus barbas a remojar.

Compartir en Facebook ¿Quién para las reformas?Compartir en Twiiter ¿Quién para las reformas?

Desde sus orígenes revolucionarios, el sistema político mexicano siempre ha sido muy tolerante y en grado sumo cómplice de la incontrolable corrupción que corroe las entrañas de las grandes centrales obreras y sindicatos.

La falta de transparencia y procesos democráticos ha sido el sello de la casa del sindicalismo  excitante, tan deseado por su tentador capital político traducido en votos para perpetuarse en el poder, como tan mortal cuando muerden la mano de su amo.

La detención de la señora Gordillo es la muestra palpable de las reglas no escritas del código político. El argumento oficial del desvío de fondos de las cuentas del sindicato es sólo la forma, más no el fondo. Este es el mensaje que todo líder sindical debe leer entre líneas si quiere sobrevivir en este sexenio.

El pleito será de proporciones y consecuencias desconocidas, no olviden sus palabras al ser detenida: “No saben la que voy a armar…”. Cuidado, si bien enfermó de poder, también contagió a la clase política repartiendo millones entre muchos de ellos y los podría exhibir públicamente comodestinatarios de las cuotas de los trabajadores.

Otro de los todopoderosos caciques sindicales, el senador Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato petrolero (STPRM), ha puesto sus barbas a remojar y anda muy parco y discreto al hablar. Este “petrosaurio”, al igual que Elbita, su compañera de aventuras. Desde meses atrás cacaraqueó su inconformidad contra la reforma energética a la que llamó privatización de Pemex, por su apertura al capital extranjero.

Las revueltas de maestros de la CNTE, al igual que hace 24 años, buscan democratizar al SNTE. No cesarán en su lucha, quieren dirigentes legítimos; ante esto, Juan Díaz de la Torre, recién ratificado por la huestes “elbistas”, andará con pies de plomo esperando si Peña Nieto resistirá la tentación de imponer a su  sucesor, o permitirá que lo decida la base magisterial en un próximo congreso con voto universal.

En tanto si son peras o manzanas, tres íntimos de la maestra: su ex esposo Francisco Arriola Urbina, su ex yerno René Fujiwara Apodaca y la ex legisladora de Nueva Alianza Silvia Luna Rodríguez solicitaron un amparo para evitar cualquier orden de aprehensión que se pudiera girar en su contra. ¿Por qué será?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios