09 de Diciembre de 2018

Opinión

Quince priístas y con aliados

El PRI puso la cereza del pastel este domingo a su holgado triunfo del día siete con otra contundente victoria en la captura de diputaciones plurinominales...

Compartir en Facebook Quince priístas y con aliadosCompartir en Twiiter Quince priístas y con aliados

El PRI puso la cereza del pastel este domingo a su holgado triunfo del día siete con otra contundente victoria en la captura de diputaciones plurinominales, cosechando tres de ellas para abrir las puertas del Congreso a Pedro Flota Alcocer, Cora Amalia Castilla Madrid y Martín de la Cruz Gómez.

Con estas tres pluris el PRI tendrá un total de 15 diputados, ya que triunfó en 12 de los 15 distritos. Mejor, imposible. Pero además sus aliados conquistaron cuatro curules: tres el Verde Ecologista –dos de mayoría y una de representación proporcional – y una pluri de Nueva Alianza, adjudicada a Emilio Jiménez Ancona, ex líder magisterial.

Unas 19 posiciones de 25 posibles para la coalición PRI-Verde-Panal presagian una travesía apacible para el Tricolor en la próxima Legislatura, dejando al PAN como solitaria oposición pero con tan sólo tres posiciones: dos plurinominales y una de mayoría.

Trinidad García Argüelles, quien como alcaldesa panista de Lázaro Cárdenas tuvo un desempeño interesante, se perfila como la opositora más incómoda para el PRI, aunque esa bancada sea coordinada por Sergio Bolio Rosado, ex dirigente estatal del blanquiazul. 

Para sorpresa de muchos y regocijo de otros, el PRD quedó convertido en triste sombra con una pluri entregada a Jorge Aguilar Osorio, cercano al alcalde de Cancún, Julián Ricalde Magaña.

El Partido del Trabajo (PT) y el Movimiento Ciudadano cosecharon su respectiva pluri, y aquí destaca el retorno del dirigente Hernán Villatoro Barrios, quien ha hecho del Trabajo una forma de vida muy lucrativa que sin duda se resistirá a abandonar.

Los diputados de estos partidos no se perfilan precisamente como dos piedritas en el zapato del coloso, por lo que el PRI en los hechos contará con cuatro diputados de oposición: tres del Partido Acción Nacional (PAN) y uno del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Con tal balance el Tricolor será amo y señor en la próxima Legislatura, al hacer retroceder a la oposición a niveles de adorno y con nula capacidad para condicionar al PRI, partido que debe ser responsable para no incurrir en excesos por el hecho de encontrarse solo en escena.

La oposición tendrá que iniciar un doloroso ejercicio de análisis y autocrítica, no ajeno a reproches y descalificaciones, sin que falten los que exijan las cabezas de sus dirigentes del PRD y PAN, quienes soportarán la incesante metralla aferrados a sus posiciones.

Pero mucho más allá de la bilis y las amarguras por encontrarse conmocionados en la lona, tanto PAN como PRD deben replantearse, ya que vendrán nuevas batallas que pueden sorprenderlos atrapados en el desencanto, mientras el PRI está en lo suyo, ensayando para la batalla electoral más inmediata.

Por lo pronto, los Tribunales tendrán tarea por las impugnaciones habituales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios