18 de Febrero de 2018

Opinión

Quintana Roo

La elección en Quintana Roo tendrá efectos colaterales en Yucatán, ya que varios se apuntaron para buscar la candidatura al Gobierno del Estado.

Compartir en Facebook Quintana RooCompartir en Twiiter Quintana Roo

El domingo pasado, al mediodía, en la zona hotelera de Cancún, las expresiones de alegría, incredulidad e incertidumbre se empezaban a vivir en exclusivo hotel, que está inspirado en la filosofía del yin/yang y que sirvió de base al hoy gobernador electo de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, y su equipo.

Tenían la certeza de haber ganado la elección por la coalición PAN-PRD, pero estaban confusos porque los medios de comunicación nacionales en sus encuestas daban como ganador al candidato del PRI, Mauricio Góngora. Ahí se encontraban la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica; el ex diputado Erick Villanueva, el ex alcalde de Puebla Eduardo Rivera, el delegado del CEN del PAN, Juan Pablo Adame; Gabriela Rejón de Joaquín y el senador Daniel Avila. 

Alguien comunicó a la Sra. Rejón que tenía un mensaje para su esposo de parte del senador Félix González, quien lo felicitaba por su triunfo y le ofrecía su apoyo para las medidas que fuera a tomar respecto al gobierno saliente de Beto Borge.

En ese momento se dio la orden al equipo electoral de que se pidiera a los ciudadanos que salieran a cuidar las casillas. Se formaron dos equipos: uno con personas de los partidos que lo postularon y otro con colaboradores ex priistas. Carlos Joaquín personalmente decidió dónde estarían las figuras panistas yucatecas que lo acompañaban: a Joaquín Díaz lo mandó a la zona continental de Isla Mujeres, que es donde siempre le dan los triunfos al PRI; Daniel Avila fue a vigilar Cancún,  que podía definir la elección; Elías Lixa, a Isla Mujeres; al líder del PAN en Yucatán, Raúl Paz, a Lázaro Cárdenas; la senadora Rosa Adriana Díaz, a Cozumel, en apoyo a Perla Tun, la nueva alcaldesa.

A las 9 de la noche, en el búnker de Carlos Joaquín ya estaban Elías Lixa, Daniel Avila y Everardo Padilla, éste secretario nacional de Acción Juvenil, con algunas actas. Sabían que ya habían ganado la elección.

Joaquín comentó que las dos acciones inmediatas que realizará son: obtener el expediente de los 500 millones de pesos que pagó el Gobierno del Estado en vuelos privados para saber quiénes y a dónde acudían, y desbaratar el atraco que pretenden realizar en Tulum, donde la zona federal quieren privatizarla para construir hoteles.

La elección en Quintana Roo tendrá efectos colaterales en Yucatán, ya que varios se apuntaron para buscar la candidatura al Gobierno del Estado, entre ellos Joaquín Díaz, quien ve el ejemplo de Miguel Ángel Yunes, en Veracruz; Javier Corral Jurado, en Chihuahua, y José Rosas, en Durango, que en su segunda oportunidad ganaron; también Daniel Avila, quien denunció los escándalos de Dragon Mart, Punta Nizuc y Tajamar con información de Carlos Joaquín; Rosa Adriana Díaz, Renán Barrera Concha y el alcalde de Mérida Mauricio Vila, cuya visita a Quintana Roo se espera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios