15 de Diciembre de 2017

Opinión

Quintana Roo, en vilo por Zacatecas

El futuro de las candidaturas independientes en Quintana Roo puede ser definido por el factor Zacatecas, cuya Legislatura aprobó tal figura puesta en jaque por una acción de inconstitucionalidad promovida por la titular de la PGR, Marisela Morales Ibáñez.

Compartir en Facebook Quintana Roo, en vilo por ZacatecasCompartir en Twiiter Quintana Roo, en vilo por Zacatecas

 

Aquí en Quintana Roo, la aprobación de tales candidaturas generó jaloneos en los Ayuntamientos –en el Congreso fue avalada con aplastante mayoría–, ya que el alcalde “perredista” de Felipe Carrillo Puerto, Sebastián Uc Yam, hizo bolas el engrudo con una segunda acta de Cabildo aparentemente apócrifa y favorable a la reforma, maniobra ilegal rechazada por regidores del PAN y PRD que ya habían votado en contra.
 
El PRD, como es su costumbre, optó por la ruta de los tribunales, mientras el PAN cerró filas anunciando una denuncia de tipo penal por la presunta falsificación del acta que fue aceptada por la Oficialía de Partes del Congreso, inclinando la balanza en este juego tan cerrado.
 
líder de esta ofensiva contra las candidaturas independientes es Julián Ricalde Magaña, quien ya había anticipado un voto en contra de su Cabildo para dejar tablas en el ajedrez político.
 
Si las candidaturas independientes están activas para el próximo proceso de 2013, el PRD teme sobre todo el lanzamiento de Gregorio Sánchez Martínez como candidato en Cancún, ya que su potencial sería devastador, dejando la mesa servida al PRI.
 
Por cierto, Ángel Rivero Palomo está apuntadísimo para disputar la candidatura a la alcaldía capitalina, pero ha preferido manejarse con un bajísimo perfil para no agitar las aguas. El titular de Desarrollo Social sabe que todo es cuestión de no caer de la gracia, por lo que es inútil acelerarse o asumir un rol protagónico o pendenciero.
 
 
Los autos robados en la capital
 
La recuperación de autos robados en la capital del estado da una pálida idea de la gravedad del problema de seguridad y salud públicas. Y es que nunca antes se había alcanzado ese nivel de hurtos, sobre todo en plazas comerciales y tiendas de autoservicio cercanas.
 
Los Tsuru son los predilectos de los ladrones, quienes forzosamente deben contar con secuaces y demandantes, por lo que la investigación debe incluir a los vigilantes que hay en las plazas y a los propietarios de deshuesaderos, negocios que están al margen de la mínima insinuación de vigilancia.
 
Significativo es el hecho de que el rubro de Seguridad Pública absorbe una significativa aportación presupuestal para 2013 –según el presupuesto de egresos turnado al Congreso para su revisión–, pero los altos mandos deben apretar tuercas para comenzar a dar resultados en un renglón que se ha convertido en el más irritante para miles de chetumaleños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios