11 de Diciembre de 2017

Opinión

El saneamiento de las aguas

El agua que el ser humano desecha, una vez utilizada, se vuelve 'intratable' para la naturaleza... sí ésta es sabia, pero no todopoderosa.

Compartir en Facebook El saneamiento de las aguasCompartir en Twiiter El saneamiento de las aguas

El crecimiento de la población está íntimamente relacionado con el incremento en el uso de los servicios públicos, eso es lo más lógico, según mi punto de vista muy particular.

Teniendo como base esta reflexión, hoy abordaré el cómo se tratan las aguas residuales en nuestro país y cuál es el método más recomendable, pero usted tendrá, como siempre, la última palabra.

El agua al ser usada por el hombre muchas veces se convierte en material de desecho y drenaje. Las substancias que se pueden encontrar en ese líquido son desechos humanos, restos de comida, aceites, jabones y químicos.

En los hogares, también se incluye agua usada en el fregadero de la cocina, en las regaderas, tinas de baño y lavadoras de ropa. Las oficinas e industrias contribuyen a aumentar la cantidad de agua que debe de ser tratada.

El agua que entra a los hogares e industrias no tiene la misma calidad al salir después de haber sido usada. La mayor parte del agua que se destina a estos lugares (hogares, industrias y oficinas) debe de ser tratada antes de ser regresada al ambiente.

La naturaleza tiene una habilidad asombrosa para “limpiar” pequeñas cantidades de agua de desecho y contaminación, pero si se hiciese cargo de los miles de millones de galones de agua y drenaje que el hombre origina diariamente, no tendría la capacidad suficiente para hacerlo.

Las instalaciones de tratamiento de aguas reducen la contaminación en las aguas de desecho a un nivel que la naturaleza puede manejar.

El propósito principal del tratamiento del agua de desecho es remover lo más posible las partículas sólidas que se encuentran suspendidas antes de que esta agua, llamada efluente, sea descargada de nuevo al ambiente.

Al pudrirse el material sólido, consume oxígeno, el cual es necesario para la subsistencia de las plantas y animales que viven en el agua. “El tratamiento primario” remueve cerca del 60 por ciento de partículas sólidas suspendidas en las aguas de desecho.

Este tratamiento involucra también el aerear (agitar el agua) con objeto de añadir el oxígeno de nuevo. El tratamiento secundario remueve más del 90 por ciento de las partículas sólidas suspendidas.

Por esta razón, hoy día por cada cantidad de casas nuevas que se pretendan construir en un fraccionamiento las autoridades exigen plantas de tratamiento, poniendo énfasis en el destino final del agua tratada.

Agua que pasa por mi casa… debe ser tratada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios