27 de Mayo de 2018

Opinión

Reacomodos

En varios subcomités panistas empiezan a preguntarse en qué ha gastado los 2.4 millones de pesos que recibe anualmente el Comité Municipal, ya que se desconoce el paradero de estos recursos

Compartir en Facebook ReacomodosCompartir en Twiiter Reacomodos

Corría el año 2001 y en Yucatán, después de 70 años, llegaba a la gubernatura un partido distinto al PRI, quienes entraban eran emanados del PAN; en el Congreso del Estado se estaban acomodando las diversas fuerzas políticas para conformar la LVI legislatura.

Se había pactado que el presidente de la Gran Comisión fuese el veterano panista Ricardo Gutiérrez  y se acordó que la diputada Beatriz Zavala fuera la presidenta de la mesa directiva en el primer periodo ordinario; además sería la encargada de tomarle protesta como gobernador constitucional a Patricio Patrón Laviada, nada más que surgió una inconformidad en la nueva bancada del partido en el poder. Instalados ya, pide la palabra el diputado albiazul Gerardo Bolio de Ocampo y aclara que no está de acuerdo con la propuesta de que fuese Beatriz Zavala la presidenta de la mesa directiva, al argumentar la  existencia de legisladores con más trayectoria, expresó que él era un panista de vientre y que la línea en el PAN no existiría.

Después de trece años de ese suceso  histórico, el actual presidente del CDM del PAN en Mérida es el exdiputado local Bolio de Ocampo, quien tiene la obligación de vigilar la imparcialidad, tranquilidad, equidad y participación de sus militantes en los diferentes procesos internos en su instituto político, sobre todo  en la elección de sus candidatos, pero parece que el viejo discurso de la línea ya quedó en el olvido.

Y es que la estructura municipal albiazul está operando en contra de uno de los precandidatos a la alcaldía de Mérida, específicamente del diputado federal Raúl Paz Alonzo, quien este miércoles 17 ofrecerá una posada navideña a la militancia de su partido. Al enterarse de esta actividad Gerardo Bolio mandó a citar a los coordinadores de los subcomités panistas para una reunión ese mismo día y a esa misma hora, en local del PAN municipal.

En la militancia panista de Mérida ya se empieza a comentar quiénes serían los candidatos que cuentan con el apoyo tanto del alcalde Renán Barrera, como de su hermano Jorge, de Gerardo Bolio y el empresario Ricardo Gutiérrez Jr: para la alcaldía la apuesta es por Mauricio Vila Dosal, en el segundo distrito están impulsando a Yajaira Centeno, en el tercero a Marilú Peniche, en el cuarto al regidor Elías Lixa y en el sexto a la ex diputada local Mercedes Estrada. La preocupación en este grupo se genera porque la candidatura de Martín Uicab a la diputación plurinominal federal no levanta, pero también llama mucho la atención la alianza del precandidato al quinto distrito local  Hugo Dorantes con la diputada local María Yolanda Valencia, quien va al cuarto distrito federal, y los dos se están mutuamente apoyando.

En varios subcomités panistas empiezan a preguntarse en qué ha gastado los 2.4  millones de pesos que recibe anualmente el Comité Municipal, ya que se desconoce el paradero de estos recursos; a esta cantidad hay que añadirle los 400 mil pesos de cuotas de funcionarios municipales. La inconformidad es por la falta de una estructura electoral para cubrir todas las casillas en el proceso del 2015, pues no hay redes de mujeres y el trabajo juvenil es casi nulo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios