22 de Septiembre de 2018

Opinión

Receta para calar atletas

Los records mundiales impuestos por deportistas de alto desempeño se empeñan no sólo en obtener el primer lugar; también por la fama y dinero.

Compartir en Facebook Receta para calar atletasCompartir en Twiiter Receta para calar atletas

Notables, sin duda, los records mundiales impuestos por deportistas de alto desempeño. Fruto de una tenacidad a toda prueba,  impecable preparación, nutrientes específicos y costumbres espartanas, se empeñan no sólo en obtener  el primer lugar; también hay satisfacción, fama y dinero en cantidad por ser el número uno del planeta. Y si bien son dignos de mención dentro de la escala medible, me pregunto qué representatividad tiene para el género humano que fulanito sea  el más veloz o más fuerte del mundo, y a quién carambas le importa.

Atendiendo al exagerado costo de las Olimpiadas, se antoja ocioso despilfarrar el dineral que se invierte en concentrar a los mejores de las diferentes disciplinas, que en el mejor de los casos rebasan los cien competidores. 

Por ejemplo,  el señor Usain Bolt posee el crono más veloz en los cien metros libres: 9.58 segundos. Nadie le quita lo suyo, pero insisto: ¿a quién o qué simboliza una persona así? Al respecto, me parecerá justo  −en aras de establecer coincidencias equitativas− organizar los “Juegos Deportivos de la Igualdad”. 

Para tal efecto se elegirán en el mundo, al azar, treinta individuos -más el señor Bolt, por supuesto-, para reunirnos en la terraza de mi casa una tarde de mayo en Mérida.  

Se ofrecerá para la especial ocasión kastakán, guacamole, comida de Siqueff, cartones de chelas, vinos y espirituosas bebidas, marlboritos, música cubana y son sorongón.

Habrá descalificación inmediata para aquel que no consuma trago y comida. 

A las dos de la madrugada del fiestón tropical harán presencia los cantautores Fernando Delgadillo y Andrés Tinoco para dar seguimiento al evento hasta las seis de la mañana. 

La cita en la pista de tartán del estadio Salvador Alvarado para los cien metros planos será a las siete en punto y se dará el disparo de salida diez minutos más tarde. 

Como una muestra solidaria, para dar pluralidad y sentido común al evento, el comité organizador dispensará  a los atletas el consumo de estimulantes y antidoping. 

Es de esperar que el jamaiquino arrase con todos a pesar de la francachela, pero hará muy  ilustrativo descubrir por cuántos metros y por cuánto tiempo nos gana. 

El vencedor podrá entonces ser reconocido como el verdadero campeón mundial de los verdaderos,  comunes y corrientes seres humanos.

¡Vaya biem!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios