18 de Agosto de 2018

Opinión

Reconocidas

Este movimiento de la mujer en política está llenó de anécdotas de heroínas anónimas que se comprometieron a fomentar la democracia.

Compartir en Facebook ReconocidasCompartir en Twiiter Reconocidas

En el marco de la conmemoración del LX aniversario del voto femenino, cuando  las mujeres de México fueron reconocidas plenamente como ciudadanas con derecho a votar y ser votadas   todo indica que hoy miércoles en el Senado se presenta la iniciativa de ley para que las candidaturas en todos los partidos sean mitad para hombres y mitad para mujeres.

Este movimiento de la mujer en política está llenó de anécdotas de heroínas anónimas que se comprometieron a fomentar la democracia, muchas de ellas fueron mujeres humildes, trabajadoras, que cuando fueron jóvenes esposas siguieron la aventura que emprendieron quienes fueron sus compañeros de vida, sufrieron en carne propia las agresiones por atreverse a pensar diferente. Nunca soñaron con llegar al poder, sólo querían para sus hijos una patria ordenada, pero el poder nunca fue generosa con ellas.

En días pasados la dirigente femenil del PAN Katia Bolio Pinelo -a quien muchos ya la ven como una futura diputada federal plurinominal- reconoció a las panistas más antiguas y entre las homenajeadas existen tres que actualmente viven en una situación de pobreza extrema, como doña Lorenza Pool y Pool, originaria de Motul, que es un ejemplo de vida y su vivienda hasta hoy no cuenta con piso o baño, nunca fue beneficiaria de ningún programa federal y hubo dos administraciones panistas que nunca supieron de su existencia. 

Ella comenta que come de que le trae su esposo del campo, cuando hay cosecha. Otra es doña Carmen Pool y Can, quien vive en pobreza extrema y nos platica que han ido presidentes municipales del PRI a ofrecerle una despensa, dinero u otro apoyo y ella sólo les dice gracias pero que nunca va a traicionar a su partido porque sabe estar en las buenas y en las malas desde la época de Correa Rachó. A las dos les reconocieron sus 29 años de militancia sin esperar una recompensa. También recibió un reconocimiento doña Adriana Cortez Pool.

Para presidir el reconocimiento a la lealtad panista llegó  María Teresa Ortuño Gurza, quien en los años ochenta fue la líder de las mujeres en el CEN. A su arribo Teresa Orduño mandó a buscar a Ana Rosa Payán, quien sí fue, pero a saludar a su amiga. En el DF dijo que se espera el regreso de la política yucateca. Cuando Teresa Orduño se dirigió a las panistas yucatecas les expresó que al PAN lo han lastimado las divisiones internas.

Entre las homenajeadas estaban, de Mérida, Guadalupe Ceballos Madera, con 32 años de militancia e hija de doña Concepción Madera de Ceballos, veterana líder del PAN en la Vicente Solís; Aída Gabriela Azueta Montalvo, de Santa Rosa; Eusebia Cárdenas, María Cristina Martín Pool, Lucía Lara Gómez, de la Esperanza, todas ellas con 25 años; de Ticul, María Alicia Nah Sandoval, con 31 años, y Josefina Coox y Euán, a ellas las encarcelaron por el delito de hacer campaña política por el PAN y por su puesto por cuidar casillas; no podía faltar de Umán Leticia Quintal Vázquez, con 29 años de militancia y quien se ha enfrentado a alcaldes, taxistas, líderes y también observó cómo quemaban el palacio municipal de su municipio; de Tizimín, Edith Castro Cauich y Ligia Galván Sánchez, con 43 años de militancia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios