21 de Octubre de 2018

Opinión

Los récords se hicieron para romperse

Los Warriors de Golden State se encuentran ya adentrados en la temporada regular con 60 victorias y seis derrotas.

Compartir en Facebook Los récords se hicieron para romperseCompartir en Twiiter Los récords se hicieron para romperse

Los Warriors de Golden State parecen estar en camino a quebrar una marca que hasta hace menos de un año era conocida por los expertos del básquetbol como “inalcanzable” o “imposible de romper”.

Amados por muchos y criticados por otros, los californianos se encuentran ya adentrados en la temporada regular con 60 victorias y seis derrotas, siendo así el conjunto que más rápido ha logrado el sexagésimo triunfo en la historia del juego y a tan sólo doce conquistas de igualar el máximo récord impuesto por los Bulls de Michael Jordan de la campaña de 1995-96 con 72 cotejos ganados y únicamente diez descalabros.

Con Stephen Curry promediando 30.4 puntos por partido, exactamente la misma cantidad que Michael Jordan en aquella mítica temporada previamente mencionada, y contando con Draymond Green y Klay Thompson como sus manos derecha e izquierda, estos Warriors parecen no tener un tope en lo que pueden lograr en esta fase regular.

Sin embargo, sí parece haber una “piedrita en el zapato” para los dirigidos por Steve Kerr y ésta es que les restan tres confrontaciones contra el segundo mejor equipo de la NBA actualmente, que son los Spurs de San Antonio. Los comandados por Gregg Popovich tienen una marca casi tan impresionante como la de los de Oakland, con un 57-10, y entre sus filas hay tres futuros pertenecientes al salón de la fama: Tim Duncan, Manu Ginobili y Tony Parker.

De igual manera, podrán romper la marca, pero el momento de la gloria para cualquier jugador del baloncesto profesional llega en los pléiofs, donde la motivación y el nivel de las individualidades aumentan sobremanera.

Así es que sí quieren pasar a los libros como una de las mejores escuadras de la historia, no sólo tendrán que superar las 72 victorias, sino que también deberán asumir el reto de proclamarse campeones por segundo año consecutivo de la NBA.

En fin, Curry y compañía tienen tal vez uno de los desafíos más grandes en la historia del deporte frente a ellos, pero, como dice el refrán, los récords se hicieron para romperse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios