17 de Diciembre de 2017

Opinión

Reflexiones juveniles

Esta semana Cancún es sede de importantes eventos dirigidos a la juventud. Uno que me causa interés es el “Foro Juvenil Conalep por la Salud del Adolescente"...

Compartir en Facebook Reflexiones juveniles  Compartir en Twiiter Reflexiones juveniles

Esta semana Cancún es sede de importantes eventos dirigidos a la juventud. Uno que me causa interés es el “Foro Juvenil Conalep por la Salud del Adolescente”, porque hoy en día definitivamente es un reto hablar con los chavos, lograr una conversación, conocer a través de una plática cómo conciben el mundo en el que viven. Y no es que sea difícil lograrlo, sino el cómo hay que abordarlos. Tengo un hermano que ya no es adolescente,  pero es un joven de 20 años, y siendo la hermana mayor por lo regular vives preocupándote por sus acciones: si llega tarde, si estudia, si está bien, etc. Vives preguntando de alguna manera ¿qué será de su futuro?  

Lo cierto es que cada familia es completamente diferente, por eso -en mi caso-, conforme van pasando los años y va en etapa de “maduración”, no sé si preocuparme más o menos. Lo que sí es un hecho es que en muchas escuelas de Cancún implementan con el apoyo de asociaciones programas o cursos para llevarles a los estudiantes información valiosa acerca de su vida. 

Según el Consejo Nacional de Población, uno de cada seis nacimientos en México son de mujeres menores de 19 años y Quintana Roo ocupa el primer lugar por entidad federativa con esta situación. Ante este escenario es invaluable el trabajo que hacen los docentes que trabajan de cerca con los jóvenes y les hablan de lo que implica ser padres durante esta etapa de la vida. La sexualidad debe de verse e incluirse como una materia que es parte de la cotidianeidad, el problema es que muchas veces se ve aún como un tabú para los padres y eso se permea en los chavos. 

Por ello, me ocupa este espacio, para hacer conciencia de que es necesario acercarnos más a los adolescentes y jóvenes que habitan en nuestro municipio con el propósito de hacerles ver que es vital planear su vida sexual, para no tener ciertas responsabilidades en etapas en las que pueden crecer profesionalmente. 

Una de las formas es incluyéndonos en sus actividades, llevando programas integrales a las escuelas, respondiendo sus dudas y  no ignorarlos, pues definitivamente se requiere tener la habilidad y la paciencia para ir descifrando sus cuestionamientos. Los adolescentes son capaces de ir creciendo en la medida que los escuchemos y es muy grato cuando logran sus objetivos y más grato aún saber que de alguna manera aportaste un granito de arena en su formación. 

Por eso reconozco siempre la labor de traer expertos en congresos, donde se les dé orientación en temas que son de su interés, y que están relacionados con hacer frente a la estadística que anteriormente mencione. Sin duda las mejores aportaciones son las que se hacen a favor de crear conciencia y fomentar la educación en cualquier ámbito. 

Al final del día a todos nos corresponde contribuir con hacer un país más consciente y educado y eso sólo se logra cuando vamos en el camino de la vida, formándonos. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios