23 de Septiembre de 2018

Opinión

Reforma energética: paso uno

Una condición fundamental para sacar adelante a Pemex es que los petroleros incrementen su calidad y productividad.

Compartir en Facebook Reforma energética: paso unoCompartir en Twiiter Reforma energética: paso uno

Previo al fuerte debate que se dará en torno a la iniciativa que impulsará el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, Petróleos Mexicanos, con Emilio Lozoya al frente, y su sindicato, que lidera el senador priista Carlos Romero Deschamps, lograron sin mayor dificultad sortear —en días pasados— la revisión del contrato colectivo de trabajo 2013-2015.

Con el acuerdo se dio un paso estratégico, certidumbre y estabilidad al sector. El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana obtuvo importantes logros al pactarse un incremento salarial de 3.9 por ciento, 1.98% en prestaciones, de 5% en la canasta básica y un incremento a la productividad sobre la base de 26.99%, amén de otras prestaciones.

De parte del gobierno hay interés en mantener una relación armoniosa con el sindicato petrolero. La propia paraestatal ha señalado la disposición de la organización sindical de compartir el interés por la prosperidad, el avance y el desarrollo de Pemex, sobre todo en medio del debate sobre su modernización para ser más eficiente en la explotación y refinación de los hidrocarburos, con el fin de tener combustibles a menor costo.

Una condición fundamental para sacar adelante a Pemex es que los petroleros incrementen su calidad y productividad, pues son los trabajadores los que llevan a buen puerto a una empresa. Gobierno y sindicato plantean que Pemex tiene en su recurso humano el mayor potencial para enfrentar los retos por venir, aunque el propio Romero Deschamps afirma que esa “situación no siempre parece ser debidamente apreciada”.

Así, por lo que se ve, de entrada no avanzará la iniciativa del PAN para sacar del consejo de administración de Pemex al sindicato petrolero, pues el gobierno de Peña y Romero Deschamps al parecer irán juntos en la reforma energética.

Cubierto ese frente, ahora lo que sigue es el debate en el Congreso y la oposición del perredismo y el lopezobradorismo a que se abra Pemex a la inversión. Esto apenas comienza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios