17 de Octubre de 2018

Opinión

Regidores, mal necesario

Algo que muy pocos saben y muchos desconocen es que un ayuntamiento municipal se conforma por un Cuerpo Colegiado que todos conocemos como regidores...

Compartir en Facebook Regidores, mal necesarioCompartir en Twiiter Regidores, mal necesario

Algo que muy pocos saben y muchos desconocen es que un ayuntamiento municipal se conforma por un Cuerpo Colegiado que todos conocemos como regidores, que no son más que servidores públicos que en teoría deben de revisar, cuestionar, valorar y proponer acciones que beneficien a la población en vez de perjudicarla.

Y afirmo lo anterior por la sencilla razón de que en el caso del municipio capitalino los regidores también son culpables de la debacle financiera que padece actualmente la capital, y se debe a que en su momento no pudieron, o más bien no quisieron cuestionar nada, aprobando cuanto acuerdo pasara por sus manos, eso sí, siempre y cuando, como se dice popularmente, la cajita sonara.

Ahora que las cosas han cambiado y no reciben las ganancias que tuvieron al inicio de la administración municipal se han dedicado a cuestionar todo lo que huela a Carlos Mario Villanueva, pero la pregunta sería, ¿por qué se esperaron hasta ahora para hacerlo?

Lo anterior no exime al edil capitalino de sus errores constantes y su falta de capacidad política para gobernar la capital del estado. Existen algunos regidores que de plano sólo en su casa los conocen, como el caso de Cristian Alvarado y otros que, ¡bendito Dios!, ya se van sin pena ni gloria, como Elvia Contreras Casteleyro, personaje que se caracterizó por sus múltiples escándalos y actitudes de diva que por cierto no tenía cuando era líder de barrio o secretaria.

La regidora Elvia de buenas a primeras se convirtió en “operadora política”, y sí creo que sea operadora, pero de la calculadora, porque para hacer fraudes perjudicando hasta a su propia familia se pinta sola, según consta en denuncias que hay en la Procuraduría de Justicia del estado.

Pero también hubieron regidores que desde un principio fueron participativos, como Alejandro Castillo Aguilar, Gabriela Santana Duarte, Irazú Sarabia, Gina Santín Ascencio y paremos de contar. A mi punto de vista creo que ha llegado el momento de que sea la población quien designe a sus regidores para que los intereses de un municipio estén bien representados.

Hace unos días, la secretaria general del PRI nacional, Ivonne Ortega Pacheco, ex gobernadora de Yucatán, publicó a través de Twitter que en algunos municipios del país ya se aprobó cambiar a los regidores cada año en base a su productividad, es decir, aquel que no trabaje, tenga ausencias y no haga propuestas en beneficio de la sociedad, se le dará de baja.

Esta propuesta es por demás interesante si se aplica a nivel nacional, además de anexarle otras cosas, como el que los aspirantes a formar parte de un Cabildo hagan campaña aparte del candidato a presidente municipal y sean votados, es decir, que la gente decida quiénes serán sus representantes en los ayuntamientos y no como ahora, donde muchos se cuelgan de los pelos de la burra para cambiar su estilo de vida y ser los futuros nuevos “políticos”, dejando a un lado su papel primordial, que es el de velar por los intereses de un municipio.

Siguiendo con el tema de los regidores, por ahí nos enteramos que algunos “escupen para arriba”, esto debido a que algunos concejales han pedido que exista transparencia en las arcas municipales y que los aviadores sean despedidos, entre otras cosas más, cuando ellos mismos están haciendo todo lo contrario al tener gente que solo se presenta cada quincena a cobrar.

Por ejemplo entre los nombres que me pasaron, y que tengan la seguridad que investigaré, se encuentran Diana Betsabé Pech, quien según la información proporcionada labora en una sucursal bancaria y la regidora Inés López Chan la tiene dada de alta en la nómina municipal sin trabajar; también Juan Linares, Alejandra Tovar –trabajadora del Conalep– y Daniela Díaz Rodríguez, ex Nuestra Belleza Quintana Roo 2009, son otros que cobran un jugoso sueldo sin laborar, todos ellos protegidos por los regidores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios