12 de Noviembre de 2018

Opinión

Registros de un trabajador fallecido

Cuando un trabajador se incorpora por vez primera al régimen obligatorio del IMSS, es su derecho abrir una cuenta individual en la Afore de su predilección.

Compartir en Facebook Registros de un trabajador fallecidoCompartir en Twiiter Registros de un trabajador fallecido

Todo trabajador que cotice al régimen obligatorio del IMSS debe tener una cuenta individual, abierta a su nombre, en la Afore que a su sentir sea la que más le convenga. 

Actualmente son doce las Afore autorizadas por la Consar para administrar cuentas individuales: InverCap, Pensionissste, Profuturo GNP, Sura, XXI-Banorte, Principal, MetLife, Banamex, Azteca, Afirme Bajío, Coppel e Inbursa. 

Cuando un trabajador se incorpora por vez primera al régimen obligatorio del IMSS, es su derecho abrir una cuenta individual en la Afore de su predilección; registrado y cumplido el requisito mínimo de permanencia de un año, podrá traspasar su cuenta individual a otra Afore.

Excepcionalmente, el plazo de permanencia puede ser menor, solo si la Siefore en que se invierte el ahorro del trabajador cambia el régimen de inversión, o si la Afore incrementa sus comisiones, se fusiona, entra en estado de disolución, o el trabajador encuentra otra Administradora con un rendimiento neto consistentemente superior.

Si un trabajador fallece antes de abrir su cuenta individual, sus beneficiarios podrán completar su registro para poder recibir de la Afore el ahorro acumulado por el trabajador, como pensión o en una sola exhibición, en caso de negativa de pensión.

En este caso, es recomendable que los beneficiarios acudan a la Afore y soliciten información de la documentación y trámites que deben de realizar para recuperar el ahorro generado por el trabajador en su vida laboral.

A reserva de lo que les informen en la Afore, se deberá presentar original y copia del acta de defunción del trabajador fallecido y cualquiera de los tres documentos siguientes: identificación oficial de quien realiza el trámite, o acta de matrimonio (si lo realiza la esposa), o acta de nacimiento (si lo realiza un hijo con capacidad legal o alguno de los padres), o documento emitido por autoridad competente para declarar la calidad de beneficiario (Vgr., Junta Federal de Conciliación y Arbitraje o Juez de lo Familiar).

Cumplido el procedimiento de registro, podrá efectuarse el retiro de los recursos acumulados en la cuenta individual del trabajador fallecido, bien sea como pensión -si se cumple con los requisitos legales-, o bien, en una sola exhibición, si no se constituyó el derecho a pensión.

Con esto queremos desterrar la creencia, mito o rumor de que al fallecer un trabajador no registrado en una Afore los recursos se pierden. 

Los recursos del trabajador, aunque ésta haya fallecido, están ahí, esperando a que sean solicitados, previo cumplimiento de los requisitos de Ley.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios