21 de Septiembre de 2018

Opinión

Requerida mayor seguridad

En reiteradas ocasiones he escrito sobre la movilidad de las grandes ciudades y los beneficios que conlleva tener buenas vialidades...

Compartir en Facebook Requerida mayor seguridadCompartir en Twiiter Requerida mayor seguridad

En reiteradas ocasiones he escrito sobre la movilidad de las grandes ciudades y los beneficios que conlleva tener buenas vialidades, transporte público e  infraestructura necesaria para otras formas de transporte, como el uso de motocicletas o bicicletas, estas últimas, son el tema en cuestión. 

Una ciudad que se precie de ser moderna, debe incluir a la movilidad en bicicleta como una de las formulas de éxito y desarrollo; muchas de ellas son ejemplo a nivel global, por ejemplo Ámsterdam en Holanda, es una que ha  adaptado este transporte, con resultados sorprendentes, ya que la mayoría de sus habitantes, los usa habitualmente para desplazarse por las bellas calles de su ciudad.

El éxito radica en la creación de infraestructura para el uso adecuado de este transporte, la educación en materia cívica y vial con la que cuentan los habitantes, los incentivos del gobierno, solo por mencionar algunos.

Cuando conocemos noticias lamentables como las de ciclistas atropellados y desafortunadamente muertos en las calles de la capital del país, sale a relucir la falta de un programa de seguridad vial para los ciclistas y con ellos tratar de evitar hechos lamentables.

Y es que la realidad de las calles del Distrito Federal, es que no cuentan con infraestructura que cumpla con la mínima normativa internacional de seguridad, ya que de todos los vehículos y sus usuarios, los ciclistas con quienes transitan con la mayor vulnerabilidad; a esto sume el nulo respeto que la mayoría de los automovilistas tiene hacia el ciclista, la falta de cultura y tolerancia.

Gracias a esto último, las cifras de accidentes en el que se ven involucrados ciclistas, van en aumento, ya que en este 2015, suma más de 120 accidentes y de estos, un 15% se traducen en muertes.

Por otra parte, las inversiones que se han hecho en diferentes puntos de la ciudad para la creación de ciclovías, han sido una pérdida de tiempo y dinero, ya que las pocas que existen, tienen un pésimo diseño y son muy inseguras, tal es el caso de la vía de Paseo de la Reforma, escenario de los accidentes más graves.

Es responsabilidad del gobierno capitalino habilitar programas e infraestructura que permita disminuir los incidentes de este tipo, destinar  y blindar los recursos necesarios para tal fin y con ello transparentar el uso de recursos públicos; pero eso es lo más difícil, ya que nuestra casta política no acostumbra transparentar al 100% el uso del dinero asignado a obras públicas, esto ocurre desafortunadamente en todo el territorio nacional.

La sociedad se merece que todo lo que se realice con dinero público tenga la calidad y los estándares más altos, ya que es dinero de todos y no de unos cuantos.

¡Que la pluma siga girando! 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios