20 de Septiembre de 2018

Opinión

Respiro al médico

La senadora Silvia Garza llamó esclavitud moderna en febrero al internado rotatorio y residencia médica. Se realizó un ajuste al manual de procedimientos.

Compartir en Facebook Respiro al médicoCompartir en Twiiter Respiro al médico

Tras varios años de voces bañadas de protesta y propuesta, por fin, a eso que la senadora Silvia Garza llamó esclavitud moderna en febrero del 2016, al internado rotatorio y residencia médica se le dio un poco de magia.

El internado es una etapa del estudiante de medicina en donde deja las aulas y se involucra en el campo laboral cumpliendo con un año de aprendizajes con una beca de aproximadamente $1,500 al mes, oculto entre castigos silenciosos y guardias de 36 horas que se repetían cada 3 días causando serios problemas de salud que en los últimos años aumentaron de pequeño estrés a ideaciones suicidas e incluso la muerte. 

Pero dando un giro a todo esto y buscando una mejora en el sistema de salud se realizó un ajuste al manual de procedimientos de residentes y médicos internos de pregrado, donde cambia la periodicidad de las guardias a 4 días,  buscado así un mayor tiempo de descanso y con ello incrementar el aprovechamiento del estudiante.

Tuve la oportunidad de platicar con la Dra. Dalia Caamal, directora de enseñanza de la T1, quien afirma que ésta ha sido una buena decisión por parte de las autoridades institucionales y aclaró que este cambio será estricto a nivel nacional para los médicos internos pertenecientes al IMSS iniciando este lunes y discrecional en el caso de los residentes, ajustándose al número de plazas por servicio. Igualmente agregó que los médicos tendrán que “apretarse un poco más” debido a que por guardia habrá un número menor de becarios. 

De igual manera señaló algunas medidas que toma el hospital para mejoras en educación, como la torre de residencias médicas que se encuentra en construcción y que contendrá 3 aulas, un auditorio, espacios para descanso con baños y literas, así como un gimnasio.

Con eso, el interno del IMSS tiene un respiro, aunque no sea profundo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios