18 de Septiembre de 2018

Opinión

Resultados preocupantes

Evaluados los aspirantes a maestros, toca el turno a los que ejercen, así que o se ponen a estudiar o prenden su veladora: el examen viene duro.

Compartir en Facebook Resultados preocupantesCompartir en Twiiter Resultados preocupantes

Los pobres resultados obtenidos en el concurso nacional para la asignación de plazas docentes, donde 79 mil 32 aspirantes, de los 130 mil 503 que presentaron la prueba, no tendrán la oportunidad de trabajar en alguna escuela, fueron calificados de "preocupantes", según expresó la consejera presidenta del INEE, Sylvia Schmelkes.

Las valoraciones obtenidas en esta ocasión por la Secretaría de Educación Pública (60 por ciento de reprobación o como le quieran llamar) no varían en nada respecto a otros instrumentos de medición aplicados a los alumnos con las pruebas de Enlace o PISA; o bien a los docentes con los exámenes de Carrera Magisterial.

Esta similitud de registros negativos podría indicarnos al menos tres cosas: primera, que andamos muy rezagados respecto a los estándares internacionales para ejercer profesionalmente la docencia, ya que carecemos de los perfiles, parámetros e indicadores de lo que representa ser un buen docente.

Segunda, la metodología y los nuevos programas contemplados con la reforma educativa implementados en las escuelas normales del país no son los adecuados para nuestra realidad social; y tercera, falta comunicación entre quienes tienen bajo su responsabilidad elaborar los instrumentos de medición que se aplicarán a los profesores y la SEP.

Un ejemplo de ello fue que, en el examen pasado, el fondo de la prueba era de color rojo, lo que dificultó la lectura de los maestros y su concentración al responder.

Aunque oficialmente se dice que fueron más de 50 mil maestros los que salieron aptos para ocupar las 16 mil plazas ofertadas, ni el INEE ni la Secretaría de Educación Pública aclaran qué sucederá con los más de 30 mil maestros en servicio que se presentaron a esta prueba y no obtuvieron un nivel de desempeño "idóneo".

¿Podrán seguir dando clases en el servicio público o serán despedidos como se ha declarado públicamente?

Después de este primer ensayo, toca el turno a los maestros en servicio, ya que será hasta en el 2016 cuando se puedan aplicar las evaluaciones situadas que contemplan visitas a sus centros de trabajo, con un grupo de asesores técnico pedagógicos que visitarán a los docentes en sus escuelas para evaluar su desempeño en el  entorno de su comunidad.

En tanto llega el día esperado, prendan su velita al Santo o métanse a estudiar más para no ser parte de esta negativa estadística.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios