18 de Octubre de 2018

Opinión

Resurrección

El cambio climático ya no es una amenaza distante para la cual debemos prepararnos y la cual enfrentaremos en el futuro, sino que hoy mismo estamos ya padeciendo sus graves y dramáticos efectos.

Compartir en Facebook ResurrecciónCompartir en Twiiter Resurrección

En ocasiones podemos sentirnos apabullados por la gran cantidad de información y comentarios que recibimos sobre ciertos temas, que incluso podrían llegar a hartarnos y generar en nosotros un sentimiento de rechazo hacia ese tópico. Creo que es lo que podría estar sucediendo con el denominado cambio climático o calentamiento global, y en mi opinión eso constituye un gran peligro, ya que ese hartazgo puede derivar en una disminución de la atención que debemos prestarle con seriedad, responsabilidad y profesionalismo a este gran problema de la humanidad en este siglo.

Y creo que el antídoto es acudir a fuentes de información veraces, objetivas, y bien intencionadas, que nos permitan conocer las causas y efectos en su real dimensión, para que, a partir de este conocimiento, entonces nuestras acciones se encaminen con éxito a la mitigación o eliminación del problema. En mi búsqueda de información, he encontrado que uno de los estudios más completos y amplios es un documento revelado en el año 2014 por el gobierno federal de los Estados Unidos de Norteamérica, como parte de su Programa de Investigación sobre el Cambio Global, en el cual se presentó una evaluación de los impactos del cambio climático. En la evaluación participaron más de 300 expertos en diferentes temas medioambientales, guiados por 60 miembros del comité de consejeros del gobierno federal de ese país, que siguieron un proceso sin precedentes en rigor y transparencia, y cuyos resultados pueden encontrarse en línea, en nca2014.globalchange.gov

El estudio concluye que el cambio climático ya no es una amenaza distante para la cual debemos prepararnos y la cual enfrentaremos en el futuro, sino que hoy mismo estamos ya padeciendo sus graves y dramáticos efectos, por lo que debemos trabajar con intensidad para mitigarlos y revertirlos. Los resultados se presentan en dos documentos: el reporte completo con más de 800 páginas, y un extracto con los 12 hallazgos más relevantes. Me he propuesto en las siguientes semanas, presentar estos 12 hallazgos para que analicemos juntos. Probablemente algunos de ellos te parezcan obvios o ya hayas leído antes sobre ellos, pero ahora la diferencia es que esa información está confirmada por extensos y rigurosos estudios, pruebas y mediciones.

Me parece igualmente revelador que en 2015 el papa Francisco haya presentado al mundo su carta encíclica Laudato Si’, cuyo tema es precisamente el cuidado de la casa común. “Laudato si`mi`Signore” (Alabado seas, mi Señor) solía cantar San Francisco de Asís, cántico con el cual nos recordaba que nuestra madre tierra es una madre bella y amorosa que nos acoge entre sus brazos, nos sustenta y nos gobierna. Pero hoy esa madre clama a nosotros por el daño que le hemos provocado a causa del uso irresponsable y el abuso de los bienes que generosamente Dios ha puesto en ella. Un clamor que hoy, Sábado de Gloria, nos alcanza para suplicar nuestra atención y nuestra acción, para que con nuestra ayuda alcance la anhelada resurrección.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios