22 de Septiembre de 2018

Opinión

Retos de las mujeres en la política

El PRI tendrá que romper con los mitos que se han construido alrededor de las mujeres contendientes en distritos “difíciles”, ya que se dice que las ubican allí porque se sabe de antemano que no ganarán.

Compartir en Facebook Retos de las mujeres en la políticaCompartir en Twiiter Retos de las mujeres en la política

El pasado 8 de enero, un total de ocho mujeres del Partido Revolucionario Institucional (PRI)  se registraron para contender como precandidatas a diputaciones locales, apostando de esta manera a la mayoría femenina y teniendo, frente a los próximos comicios, un gran reto: superar la “mala racha” en los distritos que se llegaron a pensar que son irrecuperables, un fenómeno que vienen arrastrando desde varios procesos electorales.

De las 15 candidaturas disponibles, siete son ocupadas por varones priistas con  diferentes niveles de trayectoria.

En el PAN algunas mujeres están luchando por obtener una candidatura, como el caso de Karla Salazar, quien está contendiendo por  el IV Distrito local.

Como botón de muestra de la  búsqueda por “recuperar terreno” por parte del PRI, destaca el V Distrito local, donde el tricolor confía la misión a una mujer valorada y apreciada por diferentes sectores, especialmente por su destacada labor en apoyo a sectores vulnerables desde la trinchera de organizaciones de la sociedad civil.

Otra área de oportunidad que detectó la institución política se ubica es el II Distrito local, caracterizado porque en esa demarcación habita un importante número de adultos mayores, y el PRI está apostando por una joven, quien además es la segunda al mando de ese partido.

Ha trascendido  que dentro de este grupo de mujeres estaría la que sería presidenta del Congreso del Estado, por la trayectoria  política y en el ámbito privado con que cuentan estas exponentes.

Las priistas que se registraron son Marisol Sotelo Rejón, en el II; Verónica Camino Farjat, en el III; Lorena Farah Valencia, en el V;  Celia Rivas Rodríguez, en el VII;  María Esther Alonzo Morales, en el IX; María del Rosario Díaz Góngora, en el X; María López García, en el XI; Elizabeth Gamboa Solís, en el XV.

De esta manera los precandidatos a diputados locales del I al VII quedan en la fase previa de evaluación por la Comisión Estatal de Procedimientos Internos y posteriormente para la ratificación por parte de la Convención de Delegados.

Además del reto, esta institución política tendrá que romper con los mitos que se han construido alrededor de las mujeres contendientes en distritos “difíciles”, ya que se dice que las ubican allí porque se sabe de antemano que no ganarán.

Medios de comunicación, autoridades electorales y ciudadanos estaremos pendientes del proceso para comprobar  si se supera el bache o se repite la historia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios