19 de Septiembre de 2018

Opinión

RT @HillaryClinton, @BernieSanders, @TedCruz y @realDonaldTrump

Los mexicanos somos seres políticos. De una u otra forma, tomamos partido...

Compartir en Facebook RT @HillaryClinton, @BernieSanders,  @TedCruz y @realDonaldTrumpCompartir en Twiiter RT @HillaryClinton, @BernieSanders,  @TedCruz y @realDonaldTrump

Los mexicanos somos seres políticos. De una u otra forma, tomamos partido y nos decantamos por una opción, estemos o no en tiempos electorales. 

Sin embargo, nuestra fascinación por los entresijos del poder no tiene causes muy apropiados. Carecemos, sino de malicia, si de la capacidad para entrever en los discursos políticos las claves del mensaje, las intenciones y motivaciones de estos personajes, y optamos mejor por el chiste y el escándalo, que a fin de cuentas, es casi lo único que los personajes partidistas nos regalan a diario.  

Por esta ocasión, podemos decir que la culpa no es nuestra. Twitter abrió el discurso político para todo el que sepa vender una idea en 140 caracteres, con “hashtags” y emojis incluidos, máxime hoy en día, cuando son estos mensajes los que marcan la tendencia dentro y fuera de internet. Desgraciadamente, en México este escenario dinámico no existe. 

@HillaryClinton, @BernieSanders, @TedCruz y @realDonaldTrump, tienen cautivado al electorado nacional por la  trascendencia de su labor internacional, su “aire fresco” en la forma de hacer política, y por su contestatario discurso, plagado de anécdotas y frases provocadoras. Pero, ¿por qué llaman tanto la atención en México? 

Cierto es que para nuestro proceso presidencial (el real) aún falta, y que para el ciudadano regular, las figuras políticas aún están en la conveniente sombra, esperando la luz para dar rienda suelta a sus ambiciones. ¿Se puede imaginar en México una campaña tan “tweeteada” como la de los gringos? Es casi impensable y no exactamente por nuestra falta de verdadero interés, sino por la calidad de los “tweeteros” protagonistas y suspirantes. 

@MFBeltrones, @LopezObrador_, @RicardoAnayaC, @Mzavalagc, @aurelionuno, @ManceraMiguelMX y quien guste y mande, por más medios digitales que empleen (o manden usar en su nombre) no comprenden el poder de comunicación de las redes sociales, mismas que utilizan sin mayor pena o gloria, para mensajes esporádicos de condolencias y felicitaciones, no para difundir los verdaderos preceptos de su plataforma política. 

En este punto, @realDonaldTrump tiene mucho que enseñar. El magnate más conocido del mundo demuestra día a día que conoce el poder de las redes, y no sólo eso, también en cómo llevarlas a la vida real y transformarla en votos. Todos, hasta el más corto de luces, sabemos que el discurso del aún precandidato es irreal, pero aún así arrasa porque sabe cómo decir las cosas: utilizando frases fácilmente “retweetables”, situación que no se imagina uno de los graves y adustos  políticos mexicanos como @MFBeltrones, pero sí tan vez, en @LopezObrador_. 

Ideas simples, frases reales, sin acartonados “tweets” de tarjeta postal, y siempre con la respuesta pronta a los señalamientos (no personales, sino ideológicos), son parte de las claves que mantienen tan animada la precampaña en Estados Unidos dentro de las redes sociales, con todo y los “bots” y el ejército de simpatizantes de cañón, que a pesar de que existe, no llega a los medios o a la vida real, ¡vamos! Que no opacan al candidato, como sucede tan seguido en la realidad mexicana. 

Tweetazo semanal

Apartados de las simpatía o antipatías que nos causen los que aparecen en el video en Periscope con el que @XochitlGalvez “balconeó” a políticos y personajes de la élite nacional, la situación nos revela nuevamente la doble moral mexicana: ¿no acaso los ciudadanos clamaban por su derecho a la privacidad cuando Arne aus den Ruthen hizo exactamente lo mismo con sus operativos? Digo, si se quiere reclamar, primero, se debe respetar.  

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios