Rumores

En este gobierno ni hacen falta las cabezas de las secretarías. Los secretarios que están bien nombrados han hecho un trabajo extraordinario.

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Los rumores están a la orden del día: que si Víctor Caballero se ha presentado a altas horas de la noche en la SEP; que si Mauricio Sahuí ha sido visto continuamente en la Seder; y que si Sergio Vadillo ya está considerado para una secretaría. Bueno, ya hasta se anda diciendo que todos los aspirantes están, sin saberlo, en una serie de Survivor: el que logre no contagiarse de chikungunya será el elegido. 

Lo cierto es que, pensándolo bien, en este gobierno ni hacen falta las cabezas de las secretarías. Porque no me va a decir que los secretarios que están bien nombrados han hecho un trabajo extraordinario. Siendo honestos, de todos los que están de cuáles podríamos decir que gracias a él o ella se han logrado tales o cuales cosas. 

Entre paréntesis, fíjese que el otro día en una de las reuniones de análisis serio que de repente tengo con algunos amigos, nos preguntábamos qué pasa con el dinero que se ahorra el gobierno en los sueldos de las vacantes. Entonces tenemos dos secretarías, cada una de 70 mil pesos mas-menos al mes, algunos institutos, subsecretarías, direcciones y puestos medios. Ya son casi diez meses que están vacantes, así que fácil ya hay unos tres millones de pesos de ahorro. ¿Qué pasa con ese dinero? 

Pero regresando al tema, el único que carga con el peso de este gobierno es el gobernador. Yo creo que por eso se ha tomado su tiempo en los nombramientos, porque no es nada que le quite el sueño.  

Y si me permite el comentario, el único que le roba el show es Rolandito, que vive su vida con toda felicidad, sin ninguna inhibición y le quedan muy bien sus guayaberas de lino y toques de estampados y color. Sí, esas mismas que usan algunos adultos para sentirse más jóvenes. Soy su fan, me encanta verlo en los eventos con su papá, con la emoción de participar. 

Finalmente, no quiero dejar pasar el hecho de que este espacio hoy cumple tres años. Es una gran satisfacción saber que lo que uno escribe en una especie de monólogo no se quede ahí. Gracias.

Cargando siguiente noticia