23 de Septiembre de 2018

Opinión

Salió el peine

Aunque en el PAN todavía se están definiendo, en el PRI ya tienen la lista completa y vemos que los cacicazgos siguen vivos.

Compartir en Facebook Salió el peineCompartir en Twiiter Salió el peine

Como le dije la semana pasada, Nerio Torres es el candidato por el PRI para Mérida. Y en el PAN, Mauricio Vila será el candidato. La lucha Nerio vs. Mauricio Sahuí sigue viva. Nerio va dos a cero, hasta ahora. 

La primera pregunta que ha salido en todas las reuniones de grilla que he tenido es: ¿por qué se decidió así? En este caso teníamos a dos aspirantes igualmente conocidos pero con diferencias en cuanto a la percepción. Si acaso la balanza está hacia un lado es hacia el PAN. ¿Por qué poner a un candidato que acaba de perder? Digamos que en el PRI creen en las segundas oportunidades.

Haciendo de abogada del diablo, este panorama no es tan malo para Mauricio Sahuí. Se abstiene de una contienda muy cerrada, que le iba a generar mucho desgaste y en la que iba a ir contra todo. Ahora es la víctima perfecta, a la que le han negado la oportunidad cuatro veces, no porque sea malo o ineficiente, sino por decisiones políticas nada más. 

Ante la ciudadanía, su imagen sigue impecable, fuerte y confiable y sus relaciones en la capital del país son cada vez más sólidas. Y me va a perdonar el comentario grillero, pero quizá debería considerar cambiar de asesores y círculos. 

Los candidatos a diputados, locales y federales, también nos dejan muchas preguntas. Aunque en el PAN todavía se están definiendo, en el PRI ya tienen la lista completa y vemos que los cacicazgos siguen vivos. Llama la atención la candidatura de Pablo Gamboa Miner como diputado federal, de los pocos jóvenes que lograrían colarse, no sé qué tan contentos estén los de su generación con esta decisión.

Y muchos se quedaron con las ganas, los que se lo merecían y los que no. Estas designaciones nos dejan claro que la política es un asunto de circunstancias. Y, en este caso, las circunstancias son totalmente desconocidas. En unos días empiezan las campañas. El PAN con su Alianza por Mérida, y el PRI, aún sin concepto de campaña, nos darán mucho tema de conversación. ¡Que empiece la batalla!

Chisme de elección: los que no están nada contentos son los progreseños, por la designación de Jéssica Saidén como candidata a alcaldesa y Lucely Alpizar como candidata a diputada federal. 

Irónicamente, a la que recibieron con los brazos abiertos fue a María Esther Alonzo como candidata a diputada local, a pesar de que no convenció cuando fue alcaldesa. 

De Lucely ya hemos dicho que no es carismática y no hace click con la gente; de Jéssica francamente me asombra que la principal causa de rechazo sea porque no nació en Progreso. 

Dejando de lado lo xenofóbico y poco tolerante de la población que así se manifiesta, me pregunto si nacer en el puerto es garantía de ser buenos políticos y gobernantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios