18 de Septiembre de 2018

Opinión

San 'Mr. Bean' Cordero, ese americanista

Noble deseo, mas no sé si enarbolando la bandera del calderonismo pueda conseguirlo.

Compartir en Facebook San 'Mr. Bean' Cordero, ese americanistaCompartir en Twiiter San 'Mr. Bean' Cordero, ese americanista

Más triste que un rebocero al otro lado del telón de acero y despojado de su equipo panbolero; huraño como chiapaneco al que le quitaron sus Jaguares; perdido como queretano sin sus Gallos Blancos, así me puse al enterarme de que con todo este culebrón panista de tintes trágico-cómico-musicales lo que pretende el Mr. Bean Cordero es armar su camino hacia la presidencia del PAN, cual si fuera un anarqueto-darqueto-punqueto-roquero apedreando indefensos granaderos.

Noble deseo, mas no sé si enarbolando la bandera del calderonismo (pseudoideología que no alcanza el nivel de secta, que pasara de la guanajuatización al hankazo a fuerza de michoacanazos) pueda conseguirlo. Es como tratar de ser porn star con cinturón de castidad.

O sea, podría ser más discreto con sus inclinaciones fetichistas que en nada coadyuvan a la consecución de sus sueños guajiros. Si en vez de declararse jelipista se hubiera declarado americanista, seguro hubiera tenido mayor apoyo que un puñado de senadores panistas que parecen sacados de un manual de montajes de García Luna Productions.

Además, Cordero tiene el pésimo hándicap en contra de haber perdido la candidatura con Chepina Vázquez Mota, que no es precisamente una lumbrera.

Pero lo que es aún más curioso es que alguien que aspiró a la Presidencia de la República, ahora busque la presidencia del PAN. Si es derrotado a pesar de su natural carisma y proverbial sentido de estadista, lo cual es improbable, qué va a ser el pobre hombre, ¿tratar de ser jefe de manzana, luchar por la Profeco?

Pero digamos que la rebelión de los calderónicos, cuyo líder está valientemente instalado en Harvard (como Napito Gómez Urrutia en Vancouver), triunfa y que Cordero es nombrado vicealmirante del panismo en pleno. Será como lo que pasará en la final de la Liga MX, que la policía blindará estadios, pero nunca blindará a los aficionados de los revendedores. Pobre PAN, tan lejos de Dios y tan cerca de Navalú, Madero, Lozano y varios más.

Quizá sea el momento de abandonar la política y cambiar de giro; ahora que ya va desaparecer la multipropiedad en la Liga MX (¿no es bonito que por miedo al territorio Telcel, la Femexfut desaparezca algo que decían que no existía? Solo por eso Slim va comprar a Messi y Cristiano Ronaldo para llevarlos al León), en el PAN pueda salirse de la política para mejor dedicarse al panbol con los ex Reboceros de La Piedad, por piedad.

www.twitter.com/jairocalixto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios