18 de Noviembre de 2018

Opinión

Se equivoca Cora Amalia

Insensata es la intención de la diputada local Cora Amalia Castilla Madrid, quien se declara partidaria...

Compartir en Facebook Se equivoca Cora AmaliaCompartir en Twiiter Se equivoca Cora Amalia

Insensata es la intención de la diputada local Cora Amalia Castilla Madrid, quien se declara partidaria del envío de una nueva carretada de billetes con destino a la Megaescultura en la bahía de Chetumal, obra que puede ser comparada con un barril sin fondo que ha digerido cerca de 175 millones de pesos, sin dejar de ser un monumento al despilfarro, gracias al ex gobernador Joaquín Hendricks.

La ex alcaldesa capitalina deslizó la posibilidad de rescatar esta obra fallida con recursos públicos, luego de una valoración que haga esta Legislatura para etiquetar el recurso en 2014, si así lo determinan los diputados locales.

Cora Amalia, quien ya fue titular de Educación e incluso de Cultura, como servidora pública y como chetumaleña debe saber que hasta una manita de pintura en la Megaescultura es dinero tirado a la basura, y el gobierno del estado no está en condiciones de invertir en algo inservible, que en todo caso debe ser rescatado para darle una orientación que permita el aprovechamiento del espacio, desmantelando la Megaescultura si ello es preciso.

Insistir en una inversión de esta naturaleza es un desatino monumental como esta Megaescultura, ya que las finanzas estatales no soportan una nueva sangría, sobre todo en esta coyuntura de crisis que obliga a optimizar los recursos.

Cada vez que un quintanarroense contempla esta obra faraónica con desenlace infame, recuerda de fea manera al ex gobernador Joaquín Hendricks. Y lo que menos apoya es un nuevo flujo de inversión gubernamental.

Esperemos que los diputados no le sigan el juego a Cora Amalia Castilla, quien a estas alturas ignora las prioridades de la capital del estado, algo realmente inconcebible en una mujer que lleva mucho camino recorrido en el servicio público. Solo falta que Cora Amalia promueva la imposición del Doctorado Honoris Causa a Enrique Carvajal, “Sebastián”, autor de esa Megaescultura que ofende a nuestra bellísima bahía.

¿Y qué pasa con la Maqueta Payo Obispo?

La capital del estado no se puede dar el lujo de mantener cerrados al público espacios turísticos y culturales como la Maqueta Payo Obispo, que muestra al Chetumal antiguo desde los recuerdos infantiles y juveniles del ya fallecido Luis Reinhart Mc Liberty.

Tal espacio ha permanecido bajo llave –a unos cuantos metros del cubículo de la diputada Cora Amalia Castilla–, privando a propios y extraños de la contemplación de ese Chetumal donde predominaban las casas de madera antes del paso destructor del huracán Janet, en septiembre de 1955.

Pero el silencio de los sectores sociales es decepcionante, ya que a diferencia de otras capitales el chetumaleño no está involucrado en los temas relacionados con el perfil de su capital.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios