10 de Diciembre de 2018

Opinión

Se está vivo cuando se tiene un ideal

Cuando tú creas verdaderamente en ti mismo, las cosas buenas se irán sucediendo.

Compartir en Facebook Se está vivo cuando se tiene un idealCompartir en Twiiter Se está vivo cuando se tiene un ideal

Se está vivo cuando se tiene un ideal, una meta, una misión, que al ser más grande que nosotros mismos, exige que sigamos estirando el alma para alcanzarla. Estirar el alma es esforzarnos por ser felices, con lo que tenemos hoy y ahora.

¿Sabes vivir como persona? Vivir como persona, es tener al alma despierta y creativa, es llenar de espíritu las horas, es tener cosas qué realizar y qué amar. ¡Cuántas personas tienen el alma dormida! En lugar de hacer que las cosas pasen, ven que las cosas pasen. Son muñones de hombres que no viven, sólo aspiran a vivir. Valdría la pena decirles que aspiren, antes de expirar.

Para llegar a ser triunfador, hay que empezar a utilizar la acción. Con acción vences el temor y ganas confianza. Haz aquello que te atemorice, y el temor desaparecerá. Déjate de excusas, recuerda que las excusas son la enfermedad del fracasado. No hay que olvidar que en la vida sólo hay excusas y resultados. ¡Las excusas no cuentan!

Tal vez el día de hoy tengas miedo de ese negocio por empezar, miedo de esa relación matrimonial que vas a iniciar, en fin, tengas... ¡Miedo de vivir! El miedo se cura con la acción. La acción cura el miedo, la indecisión lo alimenta. Cuando tú creas verdaderamente en ti mismo, las cosas buenas se irán sucediendo. “La creencia no es otra cosa que un cambio de actitud”. Cambia los pensamientos negativos a positivos. Ten fe, la fe mueve montañas. Hay que confiar en Dios con ilusión y con esperanza.

Recuerda que existen dos mundos: uno es el de los que piensan que así es el mundo y así es la vida; y el otro mundo es el tuyo, es el que nosotros decidimos vivir. Los sueños son un regalo de Dios, ser soñador es recordar el deseo de ser algo más grande en la vida, es ser creativo, no es ser lógico. El ser humano que no tiene sueños sólo sobrevive. Sueña en alcanzar cosas grandes, haciendo las cosas pequeñas, las que hoy te tocan hacer. Si tus sueños dependen del dinero es porque son muy baratos. Si Dios te pidió algo, Dios te va a dar las herramientas para hacerlo.

En esta vida nada produce más satisfacción que saber que uno se halla en el camino de la verdad y de la vida de Dios. “Quien cree en Dios nunca morirá”. Dios hace rato que sueña contigo. Tú no eres un accidente, Dios pensó en ti. Por eso existes y además rompió el  molde cuando te hizo.... ¡Eres único!

Vivir como persona es crecer, estar creciendo, seguir creciendo. Aquel que abdica se jubila de vivir, cree que ya ha llegado y en ese momento es cuando comienza a morir.

Vivir como persona, es ser vital, es que nos sobre vida suficiente para entregarla a los demás, porque la única vida es la que se comparte y reparte.

Hoy Dios nos hace una invitación a que seamos hombres extraordinarios, recordando que ser extraordinario no es creerse más que los demás, sino exigirse más que los demás, para servir con sencillez y eficiencia.

Dr. Roberto Díaz y Díaz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios