18 de Noviembre de 2018

Opinión

Sé un maestro no un abrigo…

Si queremos realmente dejar huella en las nuevas generaciones, debemos compartir lo aprendido.

Compartir en Facebook Sé un maestro no un abrigo…Compartir en Twiiter Sé un maestro no un abrigo…

A lo largo del tiempo entrenando artes marciales he encontrado a excelentes exponentes de diversos sistemas, sin embargo muchas veces estas personas se quedan en el olvido y nunca comparten sus conocimientos, quienes hacen esto acuden a la antigua costumbre de quedarse con algo de lo aprendido sin enseñárselo a nadie.

Tenemos la tendencia a compartir lo que es conveniente para nosotros. Estas acciones nos hacen buenas personas, pero no traen bendiciones a nuestras vidas. Si queremos realmente dejar huella en las nuevas generaciones, un maestro debe compartir lo aprendido, quien no comparte es como un abrigo, "se calienta solo a sí mismo".

Y siempre debe tener presente el compartir espiritual, lo cual trae bendiciones a nuestras vidas, indicar a los alumnos que ante todo está la disposición de ser buenas personas ya que si no se desarrollan cualidades de cortesía y nobleza, definitivamente no se es un artista marcial.

Esa manera de pensar y actuar aplica para todo tipo de actividades y acciones en la vida; el padre debe enseñar a sus hijos hasta lo más obvio, desde el orden en su cuarto hasta cómo comportarse en la calle, una fiesta o en la mesa al comer.

Partiendo de esta base el camino de compartir redundará en hombres y mujeres con sólida formación para la vida.

Kenpo y velocidad

Una de las características del kenpo karate es el desarrollo de la velocidad, la cual se logra con determinados ejercicios, siendo el principal la constante repetición de las técnicas, primero despacio pero fuerte y luego poco a poco se irá aumentando la rapidez hasta lograr los movimientos relampagueante.

Un buen ejercicio para incrementar la velocidad es colocar dos ligas de poca presión en la pared, tomarlas con ambas manos, tirar golpes despacio con ellas, si esto se hace constantemente por lo menos tres veces a la semana un mínimo de 30 repeticiones, al cabo de un mes la velocidad del practicante habrá mejorado.

Y antes de concluir les dejo la siguiente frase: "Solo los tontos se apresuran", extraída del Talmud.

Recuerden que todos los viernes en punto de las 15:30 horas tenemos una cita en SIPSE Deportes que se trasmite a través de canal 2 local.

[email protected] 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios