13 de Diciembre de 2017

Opinión

Se va 2012, venturoso 2013

Cuando ya sólo le quedan dos hojas al calendario del 2012, es obligado hacer un recuento de lo realizado en este lapso.

Compartir en Facebook Se va 2012, venturoso 2013Compartir en Twiiter Se va 2012, venturoso 2013

Cuando ya sólo le quedan dos hojas al calendario del 2012, es obligado hacer un recuento de  lo realizado en este lapso y que como cada año volveremos a iniciarlo con renovados propósitos, aunque algunos sean siempre los mismos. Es necesario, como si fuera una exploración clínica, revisar lo hecho, para tener un diagnóstico y poder realizar los ajustes pertinentes.

A Flor de Piel se inició a mediados de abril  pasado con el propósito de contar historias de la piel, destacando las características de ese importante  órgano, que es el más grande del cuerpo y que, además de sus funciones vitales, tiene otras relacionadas con la belleza, el erotismo y la vanidad y que también estaba presente en el quehacer de los artistas, señalando que por ser el órgano más extenso y expuesto era susceptible de enfermarse y por eso existían 2,000 padecimientos cutáneos; a lo largo de 38 semanas  nos hemos referido a algunos  de ellos que por su frecuencia o impacto sobre la salud tenían mayor interés, pero no sólo nos referimos a las enfermedades, sino también a hechos que por su relevancia estuvieron a flor de piel, como las elecciones, la destacada actuación de talentosos jóvenes yucatecos,  algunas  efemérides de nuestra historia y  en ocasiones  la columna fue escrita en otros países donde se realizaron importantes  congresos dermatológicos.

El objetivo primordial de esta columna es aportar alguna pequeña dosis de ciencia  o cultura en un excipiente cbp  de entretenimiento, pues el médico que sólo sabe  medicina ni medicina sabe, y contribuir a aclarar algunos conceptos en los que la mercadotecnia  televisiva abusa de la buena fe  de la gente, ya que no existe una regulación oficial que la limite, pues los intereses económicos están por encima de los intereses de los mexicanos, evidenciado por la inmensa cantidad de comerciales que anuncian productos para la salud como si fueran medicamentos cuando no lo son, como los del acné , verrugas etc. Que no sólo no curan y que en ocasiones pueden lesionar la piel.

Esta situación sólo podrá revertirse con  una adecuada información y educación médicas, pues los legisladores no  podrán servir de “chapulín colorado” para defendernos, puesto que ellos  nada más protegen los intereses de los grandes capitales por las razones de todos conocidas.

Quiero agradecer a quienes me invitaron a colaborar en esta columna, que he asumido como un reto, pues las 24 horas del día ya las tenía comprometidas, pero, después de 38 semanas, sólo tengo gratas experiencias, sobre todo por la generosidad de los lectores y amigos que me han expresado la utilidad de este espacio.

Cuando el 2012 agoniza al igual que sus cíclicos acontecimientos, quiero desearles un venturoso  2013 pleno de salud, ya que el amor y el dinero se obtienen con sólo afanarse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios