24 de Septiembre de 2018

Opinión

Seguridad en riesgo

Una prueba de fuego en materia de seguridad enfrentaremos los sureños en esta temporada de Semana Santa...

Compartir en Facebook Seguridad en riesgoCompartir en Twiiter Seguridad en riesgo

Una prueba de fuego en materia de seguridad enfrentaremos los sureños en esta temporada de Semana Santa, ya que los delincuentes están muy activos en esta temporada vacacional, cuando miles de familias hacen un alto en el camino para refugiarse en una playa de Quintana Roo, desplazándose incluso al resto de la Península o a otras latitudes.

Porque se ha comprobado que el tendón de Aquiles lo tenemos en materia de seguridad pública, con corporaciones policiacas que no se coordinan y no se aplican al 100 por ciento, dejando en situación de extrema vulnerabilidad a gran parte de las colonias y zonas residenciales donde lo más efectivo es el desempeño de los delincuentes, con una gama que incluye robos a casas habitación, daños a vehículos (cristalazos) y asaltos a negocios, desde farmacias hasta gasolineras.

En los últimos años se ha intensificado el nivel de delincuencia, ya que la presencia de elementos de Seguridad Pública es nula en muchos sectores, deficiencia detectada certeramente por los malos de la película que golpean una y otra vez, alimentando su osadía con cada zarpazo exitoso.

La Secretaría de Seguridad Pública y la Policía Municipal Preventiva deben reforzar su plan de acción para evitar que los delincuentes se salgan con la suya por completo, ya que la autoridad está obligada a frustrar un porcentaje significativo de los atracos, intensificando los rondines de vigilancia y atendiendo con prontitud los reportes al servicio 066 de emergencias.

La temporada vacacional en esta Semana Mayor debe entregarnos un saldo blanco no sólo en cuanto a accidentes en carretera, sino en la preservación de los bienes de todas las familias, ya que la pérdida del patrimonio es una tragedia enorme, por todo el daño económico y psicológico que se ocasiona.

Estos días serán una dura prueba para las corporaciones de Seguridad Pública, no sólo en nuestra capital sino en toda la región sur, incluyendo a Calderitas y al nuevo municipio de Bacalar, abarcando zonas arqueológicas que son visitadas por cientos de turistas, quienes se llevan una pésima impresión por el estado deplorable de las carreteras vecinales.

Ejemplo de ello: el pésimo estado de la carretera hacia la zona arqueológica de Kohunlich, que tiene unos tramos convertidos en zona de desastre, adecuados para filmar una zona de guerra.

También se debe intensificar la vigilancia en la tramo de Calderitas a la zona arqueológica de Oxtankah, donde se han reportado frecuentes asaltos y robos a casas habitación, cuyos dueños son abandonados a su suerte.

Al final de esta temporada vacacional haremos un balance, confiando en recibir cuentas óptimas, para que el retorno de las familias sea placentero, más allá de sus merecidas vacaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios