23 de Junio de 2018

Opinión

Si nos becan, haremos de las nubes terciopelo

¿Qué pensará Jelipillo del apañón a El Z40? Que García Luna Productions y Marichela Morales habrían montado un show más espectacular.

Compartir en Facebook Si nos becan, haremos de las nubes terciopeloCompartir en Twiiter Si nos becan, haremos de las nubes terciopelo

Mientras se celebra el triunfo de la selección mexicana sobre Martinica, en México hay una nueva revuelta. Y no es por las declaraciones de Fox, ni por la multa que le quieren aplicar a la coalición PRD-PT-Convergencia, que encabezó El Peje, por carecer de la contabilidad creativa del PRI que todo lo prorrateaba, hasta los tambos de gel de su candidato; ni por los escándalos del hijo de Granier, que con tal de no ir a compartir celda con su jefecito, ya se colmó de amparos. 

No, la nueva insurgencia viene de un sector que suele vivir en el mundo de caramelo de la república bananera de las letras y las artes. Como ya se sabe, el gobierno priista no tiene demasiado interés en la cultura y ha decidido cortarle el suministro de becas al sector intelectual en 50%, tomando en cuenta que ya están suficientemente cooptados por el sistema y que no hace falta invertir más en su adormecimiento.

Ni que estuviéramos en el salinismo, cuando se generó un gran aparato como el Conaculta y el Fonca para mantener a fuerza de becatarios un perfil bajo en materia de críticas al Chupacabras. Por eso no es nada raro que el mismo que instauró esta red de apoyos a los intelectuales y creadores artísticos, Rafael Tovar y de Teresa, mil años después, sea el mismo que ahora ha decidió cerrar la llave. 

¿Debe el Estado mantener a creadores, artistas e intelectuales a través del milagro de la reproducción de becas? Yo creo que sí. Tomando en cuenta la situación de quienes escriben, pintan, bailan, filman, montan y generan creatividad artística en un ambiente desprovisto de públicos, mecenas y mercados, no hay otro camino. Sin embargo, los mecanismos perversos sobre los que se mantiene todo esto desvirtúan el modelo: amiguismo, eternización de los beneficiados, silenciamiento de voluntades y, lo que es peor: pobrísimos resultados, prácticamente nivel Calderón.

Además, ¿no fueron los intelectuales los que se burlaron del candidato Peña por aquel episodio en la FIL? Que se aguanten. 

Por cierto, ¿qué pensará Jelipillo del apañón a El Z40? Que García Luna Productions y Marichela Morales habrían montado un show más espectacular. 

Que apañen al chofer de Robero Deschamps, El Z40 qué. Si nos becan, nos vamos a vivir a un mundo guarro. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios