25 de Septiembre de 2018

Opinión

Si todos fuéramos ingenieros, ¿quién haría la mezcla?

¿Has escuchado el dicho que dice que vemos la paja en el ojo ajeno...

Compartir en Facebook Si todos fuéramos ingenieros,  ¿quién haría la mezcla?Compartir en Twiiter Si todos fuéramos ingenieros,  ¿quién haría la mezcla?

¿Has escuchado el dicho que dice que vemos la paja en el ojo ajeno, pero no vemos la vigota que tenemos en el nuestro?

Somos muy dados a criticar a los demás o resaltar los defectos de las personas y ni siquiera nos detenemos a pensar si lastimamos o no con nuestra conducta, lo más fácil es la burla, claro, sin ver los defectos que nosotros también tenemos.

Hay personas que han arriesgado su propia vida con tal de llegar a ser del agrado de todos los demás.

Hay veces que algún defecto físico se puede corregir con alguna cirugía o con algún tratamiento, pero hay defectos que no, y que todos los tenemos y debemos aprender a vivir con ellos. Tengamos en cuenta una cosa muy importante, la belleza es relativa, no somos robots con los mismos gustos y preferencias, si de verdad pudiéramos aprender a vernos con el alma en lugar de querer pretender que todo sea “perfecto” creo que seriamos mucho más felices y obviamente, expondríamos mucho menos nuestra salud, física y mental.

A veces no es que nosotros no estemos a gusto con lo que somos, si no que llega alguien más a criticarnos y a decirnos que debemos cambiar tal o cual cosa, ya no solo físico, sino hasta de manera de pensar, de vestir, etcétera; y no, eso no es posible, en esta vida tenemos que haber de todo; si todos fuéramos ingenieros, ¿quién haría la mezcla?

Te imaginas vivir en un mundo de Barbies y Kents, además con un súper cerebro brillante, y eso es hablando de una belleza externa pero parece que a mucha gente le da lo mismo que sea defecto físico, enfermedad, discapacidad o simplemente no le agrada y con la mano en la cintura se burla, critica, o señala. Qué triste que hayamos dejado a un lado lo importante que tenemos los seres humanos y sólo se piense en lo que a nosotros nos acomoda ver o nos convenga tener cerca, el tema de la discriminación es tan amplio, porque no sólo hay discriminación por un color de piel, también discriminamos por la diferencia de culturas, por la diferencia de status social, preferencia sexual, actuamos más como robots cuando para vestirnos sólo buscamos ropa de marca, no por calidad si no porque es carísima y así nos distinguirá entre los demás, ¡wow!, dirán: ¡él o ella tiene para pagar esa marca!, ¿y eso qué?, no te hace diferente o te hace mejor que alguien más, todos somos diferentes, y tenemos diferentes oportunidades pero en esencia somos lo mismo.

Lo que debería ser importante es cómo actuamos, lo que somos capaces de hacer por nosotros mismos y por los demás, el sentir que eres una persona afortunada físicamente, no es sinónimo de felicidad, y creo que es lo que realmente buscamos en esta vida, ¡ser felices!

La mejor manera de ser felices es aceptándonos y aceptando a los demás tal cual somos, no importa si tenemos un defecto físico, eso no nos impide ser un buen ser humano.

Si eres de las personas que a tu criterio clasificas a los mejores para poder considerarlos dentro de tu vida, estás en problemas y deberías recapacitar en ello, te aseguro que te llevarás gratas sorpresas el día que dejes de sólo ver y aprendas a escuchar y a sentir y hagas a un lado prejuicios tontos que realmente no están llenando tu vacío, y si eres de los que no importa cómo sea, si no cómo es, bienvenido estás en el camino relajado que busca siempre el lado amable y eso te aseguro también ¡nos llevará a la felicidad!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios