Siestecita

Prefiero a las de caderas anchas y pechos voluptuosos, como las de hace un siglo, mínimo 'curvas gemelas' para luego acurrucarse en ellas y echar una siestecita…

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Cuatro características que hacían que una mujer de hace cien años fuese sexy, determinantes para hacerla atractiva.
Fuente: ABC, 30 de julio de 2015.

La columna Viernes Cultural sigue leyendo para El Transcriptor, mientras éste se deleita con un espresso doble, en taza de porcelana china: Que su cuerpo imite una S o un reloj de arena, que cuente con una tez pálida, con cabello alto y rizado, que tenga curvas prominentes y vientre plano, así se determinaba hace un siglo si una mujer era o no atractiva.

¡Caramba!, exclama el erotómano de su vida, saca cuentas y dice bajo protesta de decir verdad: yo no discrimino, no me importa el color, tampoco si es lacio o rizado, si usan lentes o no, si hablan o escriben bien, si beben cerveza o café, si terminaron la primaria o el doctorado, yo no discrimino.

Abruptamente cambia de tono, pero, ¡eso sí!, prefiero a las de caderas anchas y pechos voluptuosos, como las de hace un siglo, mínimo “curvas gemelas” de sus traseros similares a las de Kim o JLo, para luego acurrucarse en ellas y echar una siestecita…

De nada… Saludos…

Cargando siguiente noticia