21 de Octubre de 2018

Opinión

Sin tregua a delincuentes

En Benito Juárez la principal preocupación es la inseguridad, y el robo el principal problema...

Compartir en Facebook Sin tregua a delincuentesCompartir en Twiiter Sin tregua a delincuentes

En Benito Juárez la principal preocupación es la inseguridad, y el robo el principal problema de ésta. Los indicadores tienden a la baja, lo que demuestra un combate constante y hasta cierto grado efectivo.
 
Del 30 de septiembre al 30 de abril (fecha del más reciente corte), hubo dos mil 26 robos registrados; de éstos, 820 fueron cometidos en comercios, 665 en casa-habitación y 525 contra peatones. La cifra más alta en ataques a comercios fue en octubre, con 165, al inicio de la actual administración, y la más baja en abril, con 92.
 
La estrategia fue poner más agentes en la calle, usar más Inteligencia y tecnología, así como activar operativos con objetivos fijos, como el del “Antirrobo” o el de “Proximidad social”, que buscan el contacto directo con ciudadanos y fomentar la denuncia en zonas consideradas riesgosas.

En la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito hay mil 915 elementos; de ellos, 411 son administrativos y mil 504 operativos. Cuando asumió el secretario de Seguridad Pública, Arturo Olivares Mendiola, había más de 700 en áreas administrativas y poco más de mil operativos, insuficientes para este municipio. Lo mismo ocurrió con el parque vehicular, en el que hoy se cuentan 40 vehículos más entre motos y camionetas. La clave fue combatir en la calle a los delincuentes y no desde las oficinas.

En torno a la tecnología y el uso de Inteligencia, se implementó un plan integral para reactivar el sistema de videovigilancia urbana con el fin de habilitar todas las cámaras. Se fortaleció también la vigilancia en las instalaciones de la Secretaría con la colocación de cámaras para brindar seguridad a quienes acuden diariamente. 

Además se tiene previsto ampliar, rehabilitar y sustituir las herramientas tecnológicas que apoyan a los elementos operativos en labores de supervisión, así como la grabación de las actividades que realizan las unidades.
 
En paralelo fue necesario implementar operativos como “Estaca”, que consiste en colocar unidades en sitios estratégicos para que los habitantes noten una presencia permanente; el “Barredora”, de carácter preventivo, aplicado en días y horarios donde se concentran jóvenes para consumir drogas o cometer delitos, o “El Carrusel”, cuya finalidad es tener presencia en avenidas principales, calles y áreas aisladas.

Los jefes policiales han querido convertir a ciudadanos en vigilantes permanentes en esta batalla sin tregua, en la que no hay agentes suficientes. Por eso organizan “Jornadas de seguridad pública en tu comunidad”, una estrategia de prevención de la violencia, a cargo de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, para realizar audiencias públicas en las zonas de mayor incidencia y ganarse la confianza de los habitantes.

El principal obstáculo ha sido ganar esa confianza. Durante el mismo periodo (30 de septiembre-30 de abril), cinco fueron suspendidos del servicio y tres con arresto por indisciplina. Además hay 445 expedientes por faltas en el ejercicio de sus funciones, cinco fueron puestos a disposición del Ministerio Público del Fuero Común por hechos probablemente constitutivos de extorsión, y uno por presunto abuso sexual.
La confianza se gana y, cuando hay errores, deben castigarse. 

Disminuir la incidencia de robos; fomentar la prevención y denuncia; culminar los procesos de certificación, evaluación y control de confianza; reforzar la evaluación de habilidades, destrezas y conocimientos; profesionalizar a todo el personal, y avanzar en la formación del mismo para actuar en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, son hoy los grandes retos de la corporación. 

Se ha reorganizado la Policía de Cancún tratando de combatir de manera más efectiva al crimen. Queda mucho aún para cantar victoria, porque los delincuentes no descansan ni tienen vacaciones.

El ciudadano también debe sumarse a estos esfuerzos denunciando hasta el más mínimo acto ilegal, ya sea de policía o civiles.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios