20 de Mayo de 2018

Opinión

Situación y aporte de los migrantes en Q. Roo

Hace poco dos señoras se quejaban contra “unos migrantes” afuera de Seguridad Pública de Benito Juárez...

Compartir en Facebook Situación y aporte de los migrantes en Q. RooCompartir en Twiiter Situación y aporte de los migrantes en Q. Roo

Hace poco dos señoras se quejaban contra “unos migrantes” afuera de Seguridad Pública de Benito Juárez. Según ellas, vinieron “desde Chiapas o quizás de Guatemala” sólo para beber y robar. Al generalizar, atribuyeron la delincuencia en la ciudad “a los de afuera”. Fue una queja sin mayores antecedentes ni sustento. De esa manera, fue un disparate.

Lo cierto es que la zona norte de Quintana Roo se ha constituido en un gran porcentaje por flujos migratorios de todo México y el mundo.

A Cancún y Playa del Carmen, principalmente, llegan decenas de familias nacionales huyendo de la pobreza, la inseguridad y la falta de oportunidades que prevalecen en sus lugares de origen. Arriban también grupos de extranjeros, que atraídos por las bellezas naturales y el aparente progreso en esta área pujante, modelo en lo turístico, hacen del Estado su nuevo hogar.

Los datos más recientes es que la primera de estas ciudades (cabecera del municipio Benito Juárez) crece a un ritmo de 6 por ciento cada año, es decir, se suman unos 43 mil habitantes, de acuerdo con el Consejo Estatal de Población, que en 2013 fijó en esta demarcación 720 mil 359 habitantes. Muchos de estos son migrantes, claro está. 

Mientras que la segunda -cabecera de Solidaridad- registra el ingreso de unas 10 familias cada día, las que, por supuesto, vienen a quedarse.

Quintana Roo tiene más de un millón y medio de habitantes. Las proyecciones del mismo organismo es que en el 2030 podrían ser más de 2 millones.

Un cuantioso porcentaje de esa población se debe a los migrantes que residen indefinidamente en el territorio, cabe enfatizar.

Otros tantos están de paso, quienes aportan de alguna manera: muchos son inversionistas extranjeros, jubilados con ánimo de reposo, y no solo jóvenes en busca de empleo.

En el marco del Día Internacional del Migrante conmemorado el 18 de diciembre, el Banco de México difundió que Quintana Roo es la entidad que más aumentó el flujo de divisas con 4.9 millones de dólares en los primeros 9 meses, lo que significó repunte de 6.7 por ciento respecto del año anterior, y que de enero a septiembre la entidad recibió remesas por 78.3 millones de dólares.

En el mismo periodo, los tres Estados de la Península de Yucatán sumaron 217.1 millones de dólares, lo cual representó un aumento de 4.8 por ciento respecto a 2013.

Se sabe que es dinero enviado o recibido por miles de extranjeros, de foráneos con intereses importantes en esta zona, así como de aquellos que radican en entidades vecinas y comercian aquí.

Es parte de los diversos beneficios de la migración, de la gente que aprovecha las oportunidades y que deciden emprender incluso formando familia, ampliando la identidad y fortaleciendo el arraigo en estas tierras.

En contraste, hay otros en situación vulnerable, a quienes se les debe otorgar más protección en derechos humanos para no incurrir en discriminación o racismo, facilitándoles toda la asistencia legal necesaria. 

Hoy, niños y adolescentes provenientes del sureste o Centroamérica transitan por esta región y otros tantos deciden trabajar para ayudar a su familia recién asentada. Merecen atención especial, pues la realidad es que al menos uno de tres no rebasa los 15 años de edad, han alertado las autoridades del DIF.

Con todo ello se revela, entre otros asuntos, que urge una Casa para el Migrante en forma, bien equipada, donde puedan tener techo, comida, orientación y asesoría. 

Es verdad, algunos llegan en situación de pobreza y, cuando no logran superarla de inmediato, buscan lo fácil y optan por delinquir.

No sé si esas dos señoras citadas al inicio del texto son oriundas o no; sin embargo, a juzgar por sus edades no tan avanzadas, podrían ser parte de esa inmensa mayoría, irónicamente.

El panorama sobre los migrantes es amplio, y en esta tierra tan generosa no todos lo saben.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios