23 de Septiembre de 2018

Opinión

¡Slim cohesiona a la izquierda!

Slim parece no tener un bloque legislativo alineado a sus intereses, pero esa percepción es superficial.

Compartir en Facebook ¡Slim cohesiona a la izquierda!Compartir en Twiiter ¡Slim cohesiona a la izquierda!

Las empresas de Carlos Slim Helú son poderosas por donde se les vea. El respaldo que una brinda a la otra no tiene comparación en México y, en bloque, avanzan para seguir creciendo, concentrando poder y capacidad de presión.

Su empresa más dinámica, América Móvil, está en el ojo público ante las declaraciones de preponderancia por concentrar más de 50% del mercado de telecomunicaciones —Telmex tiene 80% de la telefonía fija y Telcel 70% de la móvil—, excediendo lo establecido en la Constitución tras la reforma en la materia.

A eso hay que sumar que, en estos días, en el Senado se discuten las leyes reglamentarias y las iniciativas del Presidente insisten en que sus empresas no pueden seguir abusando del mercado desde posiciones monopólicas.

Slim parece no tener un bloque legislativo alineado a sus intereses, pero esa percepción es superficial. Ha encontrado un fértil, camuflado y eficiente grupo de apoyo a su agenda monopólica: los favores que le debe la izquierda.

Hoy las empresas de Grupo Carso cuentan con el trabajo decidido de Los Chuchos, los bejaranos, los marcelistas, los lopezobradistas y ahora hasta el mismo Cuauhtémoc Cárdenas, por apoyos a sus campañas y a sus gobiernos.

La izquierda está aliada íntimamente al hombre más rico del país y defenderá su monopolio en la ley secundaria de telecomunicaciones porque ese es el compromiso.

La agenda que los críticos a esta legislación han manifestado solo abona a PRD, MC y PT a favor del empresario.

Y es que desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y durante la gestión de Marcelo Ebrard sus empresas obtuvieron jugosos contratos del GDF para construir, operar y prestar distintos servicios a la administración pública local.

Entonces, Grupo Carso remodeló el Centro Histórico y la Plaza Mariana de la Basílica de Guadalupe, instaló cámaras de videovigilancia y participó directamente en la construcción de la Línea 12 del Metro, entre otras cosas, a cambio de recursos, sin duda, pero también intercambiables por compromisos de respaldo futuro que hoy están siendo cobrados.

Esa izquierda, cuyo diario insignia le concede primeras planas a las declaraciones de los Slim contra la competencia, es la misma que simula defender las buenas causas y la justicia.

Ellos, desde la izquierda, son empleados por Slim para torpedear la iniciativa presidencial que, de prosperar, le quitaría los privilegios que por años ha gozado.

Hoy ponen pretextos, elevan el tono de voz y manotean en las mesas para que se posponga la discusión, lo que beneficiaría solo a Slim.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios