17 de Noviembre de 2018

Opinión

Sociedad rota

Nos hemos olvidado de convivir y, lo más importante, hemos perdido la empatía: no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan.

Compartir en Facebook Sociedad rotaCompartir en Twiiter Sociedad rota

Hace días hubo una conmoción en el Fracc. Las Américas por una casa asegurada. La versión oficial es que un grupo de jóvenes, que vivían en la casa agredieron al nuevo novio de la ex novia de uno de ellos, aunque eso no justifique el aseguramiento de la casa. 

La versión de los vecinos es que en la casa vivían unos jóvenes. Uno de ellos tenía una novia, menor de edad, quien a través de Facebook conoció a un hombre de unos 38 años. Ella le contó a su novio y el novio, a su vez, le contó a su amigo. Ellos se pusieron de acuerdo con la muchacha para seguir alimentando esa relación virtual, se habla incluso de que ella le mandaba fotos en donde aparece desnuda, hasta que por fin acordaron conocerse personalmente en la mencionada casa. Cuando llegó el señor, los jóvenes lo golpearon, lo retuvieron y le pidieron 15 mil pesos para liberarlo.

El señor les dijo que tenía que ir al banco a pedir un préstamo, así que lo llevaron y lo esperaron afuera. Coincidentemente, el señor se encontró con su hermano. Les dijo a los jóvenes que sólo tenía 800 pesos. Ellos se quedaron con 500 y le dejaron lo demás para que se fuera a su casa. Al final detuvieron a los jóvenes y se hicieron las diligencias.

¡Qué sociedad tan rota tenemos! El que los jóvenes hayan pensado que podían darle un escarmiento al señor y salirse con la suya es signo de la gran percepción de impunidad que hay en nuestro país: al fin que nunca agarran a los delincuentes.

Ni hablar de que el señor no haya visto nada malo en coquetear con una menor de edad, o que ella no haya tenido problema en enviar fotos donde aparece desnuda.

Ningún vecino se dio cuenta de que algo raro pasaba, ni la policía notó nada raro, a pesar de que tiene su base a escasas dos cuadras. Y por supuesto, la condena en las redes sociales es la peor de todas. 

Nos hemos olvidado de convivir y, lo más importante, hemos perdido la empatía: no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan. Una de las cosas que llamó mucho la atención en el Informe de Gobierno fue el hecho de que el gobernador informara que Yucatán es el estado con la mayor percepción de seguridad.

Antes éramos el estado más seguro, hoy somos el que tiene mejor percepción. Y quizá siempre lo fuimos y sólo está usando las palabras correctas, pero son pequeños cambios que dicen mucho. Hace 2 años se trabajó intensamente en el fomento de valores y la prevención del delito. Todo acabó con la elección. 

Y esto también es culpa de todos, como sociedad. ¿Qué ejemplo le estamos dando a los demás? ¿Cuántas mordidas hemos dado para evitar una multa? ¿Cuándo fue la última vez que discriminamos a alguien? Me dan mucha pena esos casos, no tanto por los protagonistas como por todos nosotros. No son más que un reflejo de nuestra sociedad. Eso es lo que somos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios