20 de Septiembre de 2018

Opinión

SOS por Elio Carmichael

Quintana Roo debe permanecer en guardia ante el estado de salud de uno de sus artistas más destacados...

Compartir en Facebook SOS por Elio CarmichaelCompartir en Twiiter SOS por Elio Carmichael

Quintana Roo debe permanecer en guardia ante el estado de salud de uno de sus artistas más destacados: el chetumaleño Elio Carmichael Jiménez, un hombre que lucha por su vida, puesto en jaque por una enfermedad que lo mantuvo en el área de terapia intensiva del Hospital General de la capital del estado, sin que hasta ahora podamos cantar victoria.

Nuestro pintor Elio Carmichael ha dado enormes satisfacciones a Quintana Roo, como hijo de una de las familias pioneras de Chetumal que ha dejado una huella artística que presumimos al contemplarla en los muros del Congreso del Estado y en otros espacios de nuestra capital. 

Este artista plástico tan genuino no sólo nos ha obsequiado un legado muy valioso que nos colma de orgullo, sino que ha sido profesor en el Centro Cultural de las Bellas Artes, cuando ex escuela socialista Belisario Domínguez –a un costado del hotel Los Cocos, en el corazón de Chetumal– fue sede del desaparecido Instituto Quintanarroense de la Cultura (IQC).

Intervenir para que Elio Carmichael se mantenga a flote es una obligación no sólo institucional, sino de todos los quintanarroenses que pueden aportar su grano de arena por el bien del hombre cuya obra define tan admirablemente la epidermis de nuestro Chetumal.

Para empezar, se tiene que ofrecer al maestro Elio una atención de excelencia en la mejor clínica de la región, sin descuidar el menor detalle porque su estado de salud ha sido delicado. Por ello su familia debe recibir todo el respaldo en estos días críticos, ya que planear acciones tardías ya no tiene sentido, sobre todo cuando es valiosa la intervención inmediata, capaz de alterar el curso del destino.

Este personaje tan excepcional merece todo nuestro respaldo en estas horas tan cruciales. Todo sea por el gran Elio Carmichael, un valor de nuestro tiempo.

Baches, un problema latente

Si bien hay una labor institucional significativa en diversas zonas de Chetumal y sus alrededores para atender el problema de los baches y desfondes, hay calles y avenidas que permanecen convertidas en un dolor de cabeza que ha provocado accidentes y daños en los vehículos, significativos en muchos casos.

Los conductores deben extremar sus precauciones, eludiendo en la medida de lo posible las calles en mal estado. Porque hay muchas calles invadidas por baches que llegan a impedir el paso o a complicarlo cuando menos.

Es evidente que de la noche a la mañana no se puede abatir esta fuente de migrañas en muchos conductores y peatones, y tan solamente queda aguardar el fruto de los trabajos efectuados por nuestras autoridades, porque la etapa más crítica del problema ya ha sido, por fin, superada, luego de muchas lunas de martirio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios