22 de Octubre de 2018

Opinión

Suelos en la península

A la tierra de color oscuro se le conoce como ek’lu’um (de éek’, negro, oscuro y lu’um), es muy fértil e idónea para el cultivo, pues retiene bien el agua.

Compartir en Facebook Suelos en la penínsulaCompartir en Twiiter Suelos en la península

Los mayas peninsulares conservan un profundo conocimiento del uso y manejo del suelo que se expresa en el lenguaje agrícola, donde hallamos una amplia variedad de expresiones mayas que se han prestado al español y no se dicen de otra forma.

Dependiendo de la configuración topográfica peninsular, los materiales de origen y las condiciones del clima, los mayas reconocen suelos como el tsek’el (de tsek’, calavera, cosa desnuda, seca y sin vida, más el sufijo –el, sustantivo abstracto), expresión que refiere al campo árido, inhóspito y pedregoso, con poco suelo profundo y no apropiado para la explotación agrícola: Jach tsek’el le lu’uma’ (Este terreno es muy pedregoso).

Lu’um es voz genérica de tierra, suelo que pisamos, terreno: In lu’umil, mi tierra, donde habito, o soy natural: K’aay ti’ le lu’uma’/ Tia’al u lu’umil noj báalam/ Tia’al u lu’umil máak ma’ sajki’/ Tumen síij tia’al u náajal. Canta a la tierra/ A la tierra del gran jaguar/ A la tierra del valiente/ Que nació para vencer. Fragmento de la canción “Masewáal” (Daniel May Pat).

Otra expresión es k’ankab [lu’um] del maya: k’an, amarillo; kaab, tierra. Cierta tierra más bien roja que amarilla compuesta principalmente por óxido de fierro y carbonato, tiene buen drenaje y afloramientos pedregosos. Apta para la agricultura bajo riego y fruticultura: “En el sur del estado hay muchos k’ankabales”. K’ankabal es terreno o extensión de tierra roja; el sufijo español –al, refiere al conjunto o lugar donde se encuentra ese terreno. Los k’ankabales invadidos por pastizales inducidos se denominan chak’an-k’ankab.

A la tierra de color oscuro se le conoce como ek’lu’um (de éek’, negro, oscuro y lu’um), es muy fértil e idónea para el cultivo, pues retiene bien el agua. También hay quienes le dicen boox lu’um (tierra negra). Al suelo de color rojo con manto humífero se le llama ek’lu’um-k’ankab. El k’an-lu’um es una variedad de barro amarillo empleado por pintores y artesanos para colorear.

El ak’alché (del maya ak’al, pantano, ciénega y che’, árbol) es terreno pantanoso con vegetación palustre o bajíos en que se estancan las aguas de lluvia. Suelo oscuro, profundo y arcilloso, pero de infiltración lenta; empleado para agricultura de temporal. 

Finalmente el saskab (de saj/sak, blanco, claro, y kaab, tierra, mundo), tierra blanca, caliza, utilizada para preparar mezclas en la construcción. También es cueva donde se extrae esta tierra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios