11 de Diciembre de 2017

Opinión

Sueños de un traidor

Compartir en Facebook Sueños de un traidorCompartir en Twiiter Sueños de un traidor

La pobreza moral tiene una de sus expresiones más nauseabundas en los actos conspirativos, fruto de mentalidades enfermizas con delirios de grandeza imposibles de contener. Y basta con contemplar a Ángel Torres Fritz, en su nefasto papel de director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Justicia del Estado, para tener un ejemplo palpable de lo antes expuesto.

 
Este patético “servidor público” cuenta con un padrino que le prometió instalarlo como Procurador de Justicia, como si esta tarea fuera algo así como deglutir bananos, destinada a cualquier hijo de vecino.
 
Torres Fritz no ha ocultado su pretensión –nada imposible por cierto, si repasamos antecedentes de promociones similares –, maniobrando con deslealtad para abonar su camino a la cumbre, pero descuidando con desdén sus funciones, lo que explica el voluminoso rezago en la materia.
Con tales resultados, este Ángel malo de la película no tendría derecho ni a permanecer al frente del área tan estratégica que ocupa, pero apoyado en su padrino está convencido de que la Procuraduría es un traje a la medida de su ego, sin medir el riesgo que su ascenso representaría para Quintana Roo.
 
En las entrañas de la Procuraduría se libra esta guerra sorda, con las armas de las relaciones supremas y el derecho de picaporte, mientras las ausencias incluyen todo lo relacionado con capacidades, honestidad, compromiso, estatura moral y convicciones.
 
No descartemos que un día de estos Torres Fritz reciba su regalo prometido, y cuando eso ocurra la Procuraduría retrocederá a tiempos de cielo encapotado, ya que los bárbaros e ineptos estarán de nuevo en el poder, con licencia dorada para hacer y deshacer. Y los delincuentes formales tendrán mucho que festejar.
 
En contadas ocasiones las bancadas fuertes coinciden en la aprobación de una iniciativa con fuerte carga política. Esto ocurrió ayer con la del gobernador Roberto Borge para autorizar las candidaturas independientes, cuyo único voto en contra estuvo a cargo del petista Mauricio Morales Beiza, quien impidió la soñada unanimidad, aunque la panista Yolanda Garmendía estuvo ausente.
 
¿Cuántos y de qué colores tatuados estarán dispuestos a lanzarse en los 10 municipios y 15 distritos electorales? ¿PAN y PRD estarán en aprietos en este nuevo escenario? ¿Habrá desinteresados patrocinadores y manos que muevan la cuna?
 
He aquí un señor desafío rumbo a 2013, con movimientos con los que se pretende alterar la balanza.
 
También el huracán Edith Mendoza azotó a primera hora en el Congreso, pero su abogado fue aprehendido como si se tratase de un pandillero con cuentas pendientes, siendo liberado poco después. Lo cierto es que el acto exhibicionista fue un exceso a todas luces y tiene esencia de escarmiento o mensaje directo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios