18 de Octubre de 2018

Opinión

Suicidio por honor

Quizá lo que nosotros vemos como un problema y una desgracia tenga un antecedente de honor.

Compartir en Facebook Suicidio por honorCompartir en Twiiter Suicidio por honor

Uno de mis primeros encuentros con la muerte fue cuando un compañero de la preparatoria se suicidó. Habíamos sido amigos desde secundaria, era de esos niños traviesos, alegres y que siempre estaban bromeando y de fiesta.

Todavía recuerdo el día que llegué a la escuela y vi las caras de consternación de todos. Los maestros nos dieron el día, hicimos varias oraciones, grupos de apoyo y homenajes que nos permitieran desahogarnos y asimilar el hecho. ¿Cómo puede un joven de 17 años quitarse la vida? ¿Por qué? ¿Qué tuvo que haber vivido que no vio otra salida?

Yucatán, desde hace varios años, es el estado con mayor índice de suicidios en el país y francamente es algo que me desconcierta porque siempre he pensado que la juventud yucateca, y la sociedad en general, es de la más sana e inocente del país.

¿Qué hace que a los jóvenes que les gusta ir al parque a reunirse con sus amigos, hacen deporte y aún mantienen sus valores, decidan terminar con su vida? Una causa podría ser el bullying, pero en realidad no hay un gran índice de casos; también podrían ser enfermedades como alcoholismo o drogadicción, aunque tampoco sea una razón evidente. 

Siempre he dicho que a Yucatán se le tiene que observar con un enfoque distinto, porque su cultura y estilo de vida es diferente a la de todo el país. Hace aproximadamente un año, supe que existe una diosa maya del suicidio. Ixtab, esposa del dios de la muerte, está representada con una soga en el cuello, los ojos cerrados y una mancha negra en las mejillas, significando la muerte de la carne. Los mayas tienen la creencia de que los suicidas tienen una forma muy honorable de morir, semejante al honor de los sacrificios humanos, y por lo tanto su alma se va al paraíso. 

Honestamente yo nunca había escuchado de una deidad de esta naturaleza y eso me ha puesto a pensar que quizá el alto índice de suicidios en Yucatán tenga un trasfondo cultural. Quizá lo que nosotros vemos como un problema y una desgracia tenga un antecedente de honor. El asunto es que ninguna de las instituciones ha investigado el fenómeno desde este punto de vista y seguimos teniendo cifras alarmantes por causas desconocidas.

Y es que no basta adaptar las investigaciones sociales a la lengua maya, se tiene que establecer un contexto, hacer una investigación previa, tener hipótesis, variables y seguir investigando hasta llegar al fondo del asunto.

Yo ya no se a qué institución le correspondería hacer este estudio, o si quiera hacerlo, pero considero que sería interesante no solamente para conocer las causas, sino para conocer qué tan viva sigue la cultura maya, qué tanta influencia sigue teniendo en la sociedad yucateca actual y quizá tomar medidas de conservación. Me intriga saber, lo confieso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios