26 de Septiembre de 2018

Opinión

Sustentabilidad y finanzas en empresas turísticas

Hace algunos días tuve la oportunidad de estar presente, dentro del marco de la Expo Turismo Sustentable 2014...

Compartir en Facebook Sustentabilidad y finanzas en empresas turísticasCompartir en Twiiter Sustentabilidad y finanzas en empresas turísticas

Hace algunos días tuve la oportunidad de estar presente, dentro del marco de la Expo Turismo Sustentable 2014, en un Panel relacionado con sustentabilidad y finanzas; este tema, aunque es muy importante, es un tema poco analizado.

Sin embargo, es un asunto fundamental en la búsqueda de la sustentabilidad, ya que si el aspecto económico no se encuentra medido, y sobre todo, si las estrategias de sustentabilidad no generan retorno de inversión, su aprobación por parte de la dirección general de las empresas y por ende, su implementación, no está asegurada.

En el panel se discutió sobre cuáles son los aspectos más importantes que las áreas financieras de las empresas turísticas toman en cuenta al momento de llevar a cabo una estrategia de sustentabilidad, y el cómo estos departamentos se involucran cada vez más en las decisiones referentes a esta materia.

¿Cuáles son los beneficios financieros de la sustentabilidad? Resumiría lo dicho en el panel en cuatro aspectos importantes:

El primero, y probablemente el más visible, es el ahorro que estas acciones representan a las empresas. Sin duda el menor consumo de recursos derivado de inversiones en tecnología, concientización del personal y turistas, y de otras acciones sencillas representa un menor costo de operación. Se ha medido que en empresas turísticas, las acciones tendientes a la reducción de consumos puede representar entre un 20% y 30% de ahorros en los primeros años de implementación. Nada mal para un sector cuyo costo de operación es elevado.

El segundo, que pasa por un tema social, es la fidelización de los colaboradores. Una empresa que involucra a sus colaboradores, que genera prestaciones superiores a las de la ley, que los capacita y les da un plan de vida, que promueve el orgullo de ser parte de una empresa responsable (me gustó mucho el término utilizado por uno de los expositores al mencionar que trabajan “en familia”), tiene una rotación de personal más baja que el promedio, disminuyendo con ello el costo de integrar, capacitar e involucrar a nuevos trabajadores. Como dice el dicho, empleados felices son empleados más productivos… y agregaría, cuestan menos a la organización.

El tercero tiene que ver con el costo de oportunidad de las inversiones; las tecnologías alternativas siguen siendo una inversión considerable, sin embargo, los ahorros derivados de ella pueden ser muy atractivos para las empresas. Por supuesto que depende mucho del contexto local, del costo de los insumos y en especial, de los periodos de recuperación de la inversión. Pero cuando estas inversiones se recuperan en un periodo de 4 o 5 años, como en el caso de los paneles solares en un hotel en Jamaica, o cuando estos procesos permiten generar negocios e ingresos alternativos, como la venta de residuos reciclados o la generación de composta y plantas que pueden ser comercializados a otras empresas, la sustentabilidad es bien vista por las áreas financieras y la dirección.

Por último, un tema que pocas veces es analizado y medido, es el tema del valor de marca que generan las acciones sustentables. Una empresa responsable no sólo es bien vista por sus stakeholders, en especial  su consumidor final (sea un tour operador o turista) que es el que le genera negocio, sino también aumenta su valor en el mercado.

Los principales retos planteados por los panelistas para lograr consolidar estas acciones en las empresas turísticas son: la necesidad de incentivos fiscales de los gobiernos locales a empresas que inviertan en sustentabilidad, la medición continua de indicadores ambientales y financieros que permitan verificar mejoras continuas y ahorros, y la comunicación de estas acciones a sus públicos objetivo.

Mucho qué reflexionar y trabajar, sin embargo, quedó claro que la sustentabilidad es negocio, y que las acciones, grandes o pequeñas, pagan y pagan bien. 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios