18 de Octubre de 2018

Opinión

Te amo, Yoani

La bloguera dijo que por ningún motivo dejaría Cuba y que su sueño es que sus nietos vivan en una sociedad libre.

Compartir en Facebook Te amo, YoaniCompartir en Twiiter Te amo, Yoani

Esperaba encontrar a una mujer extrovertida. Dura. Pero Yoani, al menos la Yoani con quien conversé por una hora ayer, se presentó suave. Diría que dulce.

Yoani Sánchez, la célebre bloguera de 37 años que con sus computadoras destartaladas ha retado dentro de La Habana desde hace media década a la dictadura de los hermanos Castro, y que ahora con pasaporte recibe en México los abrazos que merecía (a partir del jueves lo hará en Estados Unidos, Europa, Perú y Argentina), por más que un puñado de perfectos idiotas latinoamericanos la persigan para gritarle ¡no eres cubana, eres mercenaria!

Fascinante la narración de cómo arma su blog, Generación Y, que le ha dado tanto reconocimiento internacional. No tiene internet en su departamento del décimo piso de una vieja torre. Escribe y arma las notas, va a un hotel con wi-fi, vence la hostilidad de los empleados, se conecta a una tarifa que llega a ser de 12 dólares la hora (cantidad prohibitiva en Cuba) y pone a volar sus reflexiones, crónicas, testimonios, videos, que otros fuera de la isla retransmiten en inglés, portugués, sueco, búlgaro…

Le dije que con esta gira comprenderá que puede vivir en el país que quiera como una celebridad, con un buen ingreso, admiración y apasionantes proyectos por delante. Sin amargura, respondió que no dejaría por ningún motivo Cuba, y que su sueño es que sus nietos (su hijo de 18 años cursa el servicio militar) vivan en una sociedad libre.

Inobjetable, admirable. Voy a ver si existe un pin con un corazón rojo y su nombre para ponérmelo en la solapa: Un pin de “Te amo, Yoani”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios