18 de Noviembre de 2018

Opinión

¿Te crees muy hombre?

Man Up! enseña a sus invitados a tratar a las mujeres, desde cómo tocarlas hasta cómo hablarles, y a cómo salir adelante en el trabajo y en la vida.

Compartir en Facebook ¿Te crees muy hombre?Compartir en Twiiter ¿Te crees muy hombre?

Cuando uno mira la televisión en este país se puede volver loco ante el cúmulo de incongruencias que hay en la pantalla.

Te dicen que debes bajar de peso, pero al mismo tiempo te piden que tragues las porquerías más engordadoras del universo.

Te afirman que no existe nada más importante que los valores, pero al mismo tiempo te enseñan a violarlos.

Te explican que debemos luchar por los derechos de la mujer y se la pasan poniéndote programas donde esos derechos se pisotean una y otra y otra vez.

¿Por qué le estoy comentando esto? Porque en este momento, casi a escondidas, se está transmitiendo uno de los programas más hermosos, útiles y atractivos de la industria de la televisión a escala internacional.

Un título que más de una televisora mexicana debería comprar, no tanto para su transmisión, para su producción, para hacerlo aquí, con nuestra gente, con nuestras historias.

Tristemente es un concepto que nadie ha comentado y que pasa casi a escondidas, perdido en la inmensidad de los estrenos del canal FOXLife.

Se llama Man Up!, llevo varias semanas monitoreándolo y entre más lo miro, más me pongo a pensar en el penoso estado de nuestra industria y en nuestro todavía más penoso estado como sociedad.

¿Pues de qué trata? ¿Qué tiene que ver Man Up! con el tema de las incongruencias? ¿Qué tiene que ver con los valores y con las cuestiones de género?

Ahorita lo va a entender: Man Up! es una mezcla de serie documental con reality show sobre hombres. Así de simple. Así de complejo.

¿Y? ¿Qué tiene eso de emocionante? ¡Todo! Yo no sé si usted ya se haya dado cuenta, si lo esté viviendo o si conozca a alguien que lo esté experimentando, pero ser hombre en 2013 no tiene nada que ver con lo que nos enseñaron nuestros padres en el siglo pasado.

Hoy, muchos hombres se quedan en casa, cuidando a los niños, lavando y planchando, mientras la mujer sale a trabajar.

Hoy, muchos hombres se tienen que ver hermosos para recibir a sus parejas, sobrevivir en el contexto laboral y destacar por algo más que sus ideas.

Hoy, muchos hombres tienen que socializar en términos emocionales, decir lo que sienten, llorar, gritar, besar, abrazar.

Perdón, pero esto no estaba en el manual de la masculinidad y, lo más grave, no aparece en las pantallas mexicanas.

Aquí, según la tele, te la pasas echado bebiendo cerveza y mirando el futbol y quién sabe cómo, pero te sale un impresionante estómago de lavadero, te ves muy galán y un ejército de mujeres, buenísimas todas, se mata por atenderte y seducirte por el simple hecho de ser hombre.

¿Sí se da cuenta de la contradicción en términos sociales? ¿Sí se da cuenta de lo atrasados que estamos?
Nosotros, los televidentes, observamos eso y ya ni siquiera nos llama la atención, lo asumimos como algo normal, como algo que eso, como algo que debe ser.

¿Sí se da cuenta del daño que la televisión le está haciendo al país al proponer esto como un modelo aspiracional tanto en sus programas como en sus anuncios?

Hoy, ser un hombre es un problema tan espantoso como el ser mujer y así como muchas emisiones perjudican a las señoras difundiendo estupideces, otras perjudican exactamente igual a los señores con sus tarugadas.

Ver Man Up! debería ser una obligación para todos en este país. Usted no sabe lo que va a aprender. Usted no sabe la discusión tan sabrosa que va a tener, mientras lo mira, con sus amigos, sus amigas, sus parientes y sus compañeros de trabajo.

¿Cuál es la dinámica de este concepto? Tomar a 10 hombres de la actualidad, contar sus historias a un ritmo de una por capítulo, desmenuzarlas y encontrar esos puntos en los que, por trabas educativas o generacionales, no han podido avanzar y corregirlos.

Así como en los programas de televisión que combaten la obesidad aparece un enjambre de nutriólogos, entrenadores y asesores de imagen que al final dejan a los gordos supersanos, esbeltos y hermosos, aquí aparecen otra clase de especialistas.

¿Y qué es lo que hacen? Le quitan lo macho a los machos y les enseñan a ser hombres.

Se lo voy a explicar con un ejemplo: en la cultura del macho, no importa cómo trates a las mujeres, siempre triunfas. Ellas te idolatran, te resuelven la vida.

Igual, si eres macho, todos te miran con buenos ojos, te sonríen, te dan trabajo, un sueldazo, triunfas. ¡Sí, cómo no! La realidad es otra.

Man Up! enseña a sus invitados a tratar a las mujeres, desde cómo tocarlas hasta cómo hablarles, y a cómo salir adelante en el trabajo y en la vida sobre bases reales que van desde la imagen y la higiene hasta la actitud y la seguridad personal. 

Man Up! es un programazo, muy entretenido y muy bien hecho (a pesar de que su doblaje es un asco).

Luche por verlo. Pasa los martes a las 22:00 por FOXLife, pero hoy hay una repetición a las 13:30. Búsquela. Le va a gustar. Palabra de hombre. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios