20 de Septiembre de 2018

Opinión

Terapia intensiva al SNTE

Las pérdidas millonarias y las afectaciones por las marchas y plantones del zócalo capitalino, el monumento a la Revolución, esta vez se salieron del control de la Segob.

Compartir en Facebook Terapia intensiva al SNTECompartir en Twiiter Terapia intensiva al SNTE

La violenta reacción de la Coordinadora Nacional de maestros en contra de la reforma educativa fue algo que los estrategas políticos del presidente Peña Nieto no se esperaron y mucho menos imaginaron. La intención de cortarle la cabeza a la presidenta del SNTE, ya que su agresiva actitud ponía en riesgo la reforma educativa, buscaba además el incondicional apoyo de los grupos radicales de la CNTE, algo lógico si se mira el histórico odio hacia la maestra.

Las pérdidas millonarias y las afectaciones por las marchas y plantones del zócalo capitalino, el monumento a la Revolución, esta vez se salieron del control de la Secretaría de Gobernación que, hasta la fecha, no busca cómo pasarle la papa caliente a los gobiernos estatales, pese a que indebidamente a esos maestros ya les fueron pagados los más de noventa días de clases no trabajados para dejarlos tranquilos y aun así continúan con sus exigencias particulares.

La estrategia inicial no funcionó, y ahora se busca aplastar y desaparecer todo rastro insurgente de la CNTE, aunque para ello se tenga que echar mano del mismo SNTE  recién ejecutado. El muerto fue llevado a terapia intensiva, para su pronta recuperación y reposicionamiento social; ahora su líder, Juan Díaz de la Torre, es exhibido vivito y coleando en todos aquellos eventos donde el presidente Peña Nieto y el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, entregan apoyos a las escuelas o equipos de cómputo a los alumnos. La lectura que se da es muy clara, ahora nada con la CNTE, todo con el SNTE.

Para que no quede duda del respaldo oficial, se pide a los maestros del SNTE que hagan suya la reforma educativa a cambio de beneficios como el refinanciamiento de créditos de nómina para sus agremiados, esto es, otorgar nuevos créditos a tasas preferenciales utilizando al Bansefi para que opere este programa a través de un fideicomiso con un fondo de cinco mil millones de pesos.

Si la cosa va en ese sentido, entonces esperemos que el dirigente nacional aproveche esta coyuntura política para mejorar las prestaciones del magisterio. Los aires de reconciliación soplan nuevamente en el ámbito magisterial y en la arena política se espera un pronto romance entre el PRI y Nueva Alianza. Lo incomprensible es la recurrente agresión de la CNTE a las huestes elbistas ante la complicidad y pasividad de Gabino Cué en Oaxaca. ¿Será acaso otro de los oscuros acuerdos de los actores políticos: tú le pegas, y yo lo sobo?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios