23 de Septiembre de 2018

Opinión

Terminó el año

Se respira mucha desesperación y mucha competencia, pero no ante los votantes, sino al interior de los partidos. Los aspirantes se han mostrado en todo lo que pueden, sin importarles que no sean los tiempos para hacerlo.

Compartir en Facebook Terminó el añoCompartir en Twiiter Terminó el año

Ya se nos fue el año. Estamos a unos días de terminar el 2014 y no sé qué piense usted, pero siento que fue uno muy acelerado y en el que las cosas escalaron muy rápido. 

Sin duda, la desaparición de los 43 normalistas ha sido la nota principal. Cuando empiezan a comentar el tema en las comunidades más remotas, sabemos que es algo que está pegando mucho en la ciudadanía.

Y no quiero que se malinterprete, dentro de la lamentable tragedia que vivimos a nivel nacional, ese asunto ha servido para que la ciudadanía despierte y abra los ojos, para que empecemos a ver a los muertos, delincuencia, narcotráfico y autoridades corruptas como algo que no es normal y para que empecemos a alzar la voz.

Honestamente, no sé hasta dónde vaya a parar este despertar ciudadano, quizá soy muy pesimista, pero para hacer un verdadero cambio hace falta mucho. Sin embargo, es muy positivo que ya se hable de eso como un problema y no como algo cotidiano. 

Por otro lado, el tema de los que aspiran a un puesto de elección popular y los que suspiran por un “hueso” nos hizo muy cansado el año, sobre todo la segunda mitad. De repente, en julio, ¡ya estábamos hablando de candidatos! a pesar de que las campañas empiezan en marzo. Se respiró, y se respira todavía, mucha desesperación y mucha competencia, pero no ante los votantes, sino al interior de los partidos. Los aspirantes se han mostrado en todo lo que pueden, sin importarles que no sean los tiempos para hacerlo. 

¿Qué cosas han sido positivas? Definitivamente, una de ellas fue la apertura de los Comedores del bienestar, que ya están por toda la ciudad. Lo dije en su momento, si replicaran el programa en los municipios, en lugar de concentrarse sólo en Mérida, sería un éxito total. Otro aspecto positivo han sido los apoyos que se han dado al campo, que si bien no han sido suficientes, sí son significativos y reconocidos por los productores. 

Por supuesto, las actividades culturales de la Noche Blanca siguen siendo muy atractivas y, aunque se genere polémica, la decisión del cambio de sede del Carnaval es una de las cosas mejor hechas en esta administración municipal. 

Como dije al inicio, se nos fue el 2014 y nos dejó mucho que reflexionar para el 2015, que será uno de decisiones. Yo sólo quiero desearle un gran año lleno de lo que sea que necesite para ser feliz. Ya veremos qué nos traen las próximas elecciones. Le mando un respetuoso abrazo. 

Chisme de elección: Ahora sí, ya es cosa de días e iniciando el año tendremos candidatos. A estas alturas ya están tomadas todas las decisiones, así que aunque se aparezcan en todos los eventos posibles no hará mucha diferencia. Mejor esperen la llamada tranquilamente y disfruten a su familia, que, si resultan candidatos, no van a tener mucho tiempo para convivir en los próximos meses.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios